fbpx

Define tu Vida

El Valor de Creer en Mi

Tu ser, el “Quién Soy” y que te define, está dentro de ti. Y mientras tu experiencia en este mundo físico crece, formas una auto-imagen, que muchas veces, se distancia mucho de ese ser que eres y habita dentro de ti.

Te colocas una máscara tras la cuál escondes tu esencia, tus talentos, tus capacidades… y le das permiso al mundo exterior, conformado por tus figuras de autoridad y la sociedad, de sustituir tus creencias por las suyas y de ser quien no eres.

Y esto incide directamente con tu auto-confianza, porque cuando te dices a ti misma “creo en mi”, ¿en qué estás creyendo? En la mujer que se define por ser esposa, por ser madre, por complacer al otro, por cumplir los sueños de otros, que se desconoce, que se siente manipulada emocionalmente…

Y este aspecto crea un conflicto interno muy fuerte, porque cuando tú le dices a tu ser “creo en mi” y tu ser lo que ve es que crees en todo lo que no eres tú… te responde “es que esa no soy yo” y la incoherencia es tan contundente que deprime tu auto-estima.

Creer en ti tiene mucho que ver con la forma en que te ves a ti misma, en lo que crees de ti misma. Por eso, es fundamental conocer cuáles son tus creencias limitantes y sustituirlas por nuevas creencias, con las cuales, puedas crear una realidad distinta.

Si tú no crees en ti misma, nadie lo hará. Nadie más que tú poder ser tú. Y si crees que eres quien no eres, entonces creas un caos terrible en tu interior, porque tú ser interior sabe muy bien quien eres, y te dirá “es que esa no eres tú”.

Ese malestar crea una rivalidad en tu interior, una guerra de identidades, una debilidad desfavorable para ti. Porque tú eres única e irrepetible, nadie más es como tú. Nadie tendrá lo que tienes ni nadie será cómo eres, por eso, creer en ti tiene un valor incalculable.

Este caos se agrava cuando comienzas a compararte con los demás, cuando quieres ganar más dinero que otra persona, cuando otra persona es más alta que tú, cuando quieres tener el cabello de otro y no el tuyo, porque lo que estás haciendo es experimentado la realidad de otros que no es la tuya. Y comienzas a vivir la vida de otra persona, a creer en otra persona y no en ti.

Te propongo que respondas desde tu interior a las preguntas:

¿Qué sucede cuando creo en ti?

Cuando crees en ti misma no necesitas que nadie apruebe tus decisiones.

Cuando quieres lograr algo distinto, te dirán “eso no se puede lograr”. Cuando lo estás haciendo, te dirán “suelta eso, es muy difícil de lograr”. Y cuando lo logras,  te dirán “sabía que podías lograrlo”.

Lo que quiero expresar es que tú puedes tener éxito aun cuando nadie crea en ti. Por consiguiente, tu confianza en ti misma es suficiente para emprender lo que te propongas.

Cuando crees en ti misma te permites desarrollarte y crecer, dar esos pasos por el camino que conduce a tu propia experiencia de vida y ningún obstáculo será más grande que tú. Cuando crees en ti, lo demás también creerán en ti porque comenzarán a ver una persona segura de sí misma y que logra su propósito de vida.

¿Cómo puedo comenzar?

El primer paso para creer en ti es conocerme a fondo, re-descubrir tu esencia. Descubrir tu Misión de Vida.

El segundo paso es eliminar todas las creencias que limitan tu ser, todas esas reglas sociales absurdas que definen a una mujer distinta a la que eres.

El tercer paso es ponerte en primer lugar, dejar de vivir tus roles de esposa, madre, amiga, empleada… por encima de ti misma.

El cuarto paso es dejar de cumplir las expectativas de los demás, deja de soñar los sueños de los demás, deja de trabajar por los sueños de un jefe.

El quinto paso es crear coherencia entre tu mundo interior y tu mundo exterior, para que tu mundo exterior sea un reflejo de tu mundo interior.

SOY

SUFICIENTE

¿Cómo sé cuándo creo en mi?

Cuando buscas dentro de ti quién eres. Cuando encuentras tu brújula interior que te indica hacia dónde quieres ir. Cuando tienes una idea clara de qué quieres en tu vida y tienes una imagen clara de tu futuro.

Cuando tu autoestima esta alta y vibras alto, porque la autoestima te confiere una nueva visión de tu realidad. Por eso, tu autoestima tienes que estar lo más alto posible.

Cuando crees en ti, te conviertes en esa persona que quieres ser porque crees en tus capacidades, en tus talentos, en tus habilidades, en lo que posees interiormente.

En definitiva, deja de pensar en lo que está mal, en lo que te puede salir mal. Saca de tu mente tus pensamientos negativos como “no puedo”, “me saldrá mal” o “y si no lo logro”. Deja de decirte “si fuera capaz”, “qué estúpida soy”, “soy una perdedora”, “no sé hacer nada bien” o “no sirvo para nada”, porque lo que haces es minimizarte y persuadirte a ti misma de que “no puedes”. Cada pensamiento negativo que tengas, deséchalo, y sustitúyelo por uno positivo.

No te enfoques en tus errores y aprende de ellos. Pregúntate: ¿qué aprendí de mi error? ¿Cómo puedo evitar que se repita?

Sé tú misma. Deja de vivir la vida de los demás. Deja de hacer lo que los demás esperan de ti y ponte a hacer lo que tú quieres. Sé auténtica, libre. Expresa tus ideas. No tengas miedo de expresar tu opinión y lo que piensas.

Repítete todos los días “SI PUEDO LOGRAR LO QUE QUIERO”.

Creer en ti es profundizar en tu ser, en la forma más efectiva de recorrer el sendero de tu vida. En este proceso de auto-confianza, tendrás que trabajar en tu amor propio, en la forma en cómo te amas a ti misma y te valoras, así como trabajar en la forma en cómo te aceptas y eres compasiva contigo misma. 

Si deseas aprender conocer más sobre cómo renovar tu persona y reinventar tu vida, creando una nueva realidad desde un nuevo ser, te invito a ponerte en contacto con nosotros, y comiences a conocerte verdaderamente, a practicar tu espiritualidad y regular tus emociones, para vivir a plenitud tu compromiso contigo misma de ser una mujer auténtica y feliz. 👉🏻 Estás a un sólo paso de ser única, irrepetible, y crear la vida que tanto deseas, si comienzas hoy mismo a Crear una Vida Extraordinaria.

Vive la Magia de Renovar tu Vida

Reinventarte es una herramienta que te permite crear una estrategia que te ayude a crear una identidad renovada para vivir una nueva realidad más consciente y elevada. Reinventarte es un proceso en el que tienes que dejar atrás algunos aspectos, transformar otros y crear una identidad más armonizada con tu esencia.

La primera inquietud es ¿por qué reinventarme? Porque en tu camino por la vida, evolucionas como persona, y vas creando tu realidad, y si no eres capaz de renovarla, te quedas estancada en una misma realidad, en una misma rutina, que termina desencantándote de lo que vives.

Para lograr renovar tu realidad, tienes que evolucionar, que crear una mejor versión de ti misma, que sea capaz de crear esa nueva realidad que te impulse y ascienda la que vives actualmente.

Tu reinvención personal es un camino inagotable, que evoluciona con el camino mismo, como parte del camino, porque tienes que reinventarte constantemente.

¿Cómo puedo saber que tengo que reinventarme?

Primeramente, siempre es favorable reinventarse. Es una labor continua cada cierto tiempo en tu vida.

Por otro lado, puedes sentirlo cuando estás cansada y agotada de lo mismo, cuando sientes que tu vida es repetitiva. Cuando sientes que lo que vives ya no te llena. Otro indicador es cuando lo que haces no te ilusiona y comienzas a desagradarte hacerlo.

Cuando hace tiempo que no sientes tus emociones, te da igual estar triste, alegre o desanimada. Cuando no te sientes satisfecha contigo misma. Cuando te das cuenta que sólo estás cumpliendo reglas sociales que no se ajustan contigo.

Ahora, la pregunta fundamental es ¿cómo me reinvento?

El primer paso es aceptar tu incomodidad y que sientes que tu realidad puede cambiar. Sentir el malestar emocional como un impulso para desear ese cambio.

El segundo paso es identificar tu conexión contigo misma, el lenguaje que usas para comunicarte contigo misma, la forma en cómo creas tu realidad y la forma en cómo te defines.

El tercer paso es definir que deseas cambiar, qué deseas y para qué. Tiene que ser un cambio definido desde tu interior.

El cuarto paso es re-definirte como persona, responder a la pregunta ¿quién soy? ¿Qué valores tengo? ¿Qué he aprendido? ¿Estoy desarrollando mis talentos? ¿Regulo mis emociones? Son muchos los aspectos que puedes re-definir para alcanzar una nueva versión de ti misma.

El quinto paso es ponerte en acción y comenzar el proceso d reinventarte.

Es importante que comprendas que tu reinvención es un avance inteligente que te permite subir un peldaño en cada etapa de tu vida, de forma que, cada vez seas una mejor versión de ti misma creando una realidad más armonizada con tu interior, que tu realidad sea un reflejo de tu interior.

La reinvención es un proceso continuo no un resultado. Es lo que te permite crear cada día una vida nueva en todos los sentidos y aspectos en tu vida.

Un aspecto vital es conocerte a ti misma, profundizar en tu ser, en tu camino de vida, en el desarrollo de tus talentos, en tu definición personal, en tu auto-aceptación, en elevar tu auto-estima y desarrollar tus capacidades.

En este proceso de reinvención, tendrás que trabajar en tu amor propio, en la forma en cómo te amas a ti misma y te valoras, así como trabajar en la forma en cómo te aceptas y eres compasiva contigo misma. 

Si deseas aprender conocer más sobre cómo renovar tu persona y reinventar tu vida, creando una nueva realidad desde un nuevo ser, te invito a ponerte en contacto con nosotros, y comiences a conocerte verdaderamente, a practicar tu espiritualidad y regular tus emociones, para vivir a plenitud tu compromiso contigo misma de ser una mujer auténtica y feliz. 👉🏻 Estás a un sólo paso de ser única, irrepetible, y crear la vida que tanto deseas, si comienzas hoy mismo a Crear una Vida Extraordinaria.

Sana desde tu interior

En Despierta con Gustavo Eduardo, queremos insistir en la importancia de sanar desde tu interior con amor, tolerancia, paciencia y comprensión. Sea cual sea el problema, la emoción o el proceso conflictivo. Sanar te impulsará a avanzar en tu camino de vida. 

Por tal razón, te presentamos las siguientes sugerencias que ayudarán a que te conectes con este propósito de sanación, para tu evolución personal.

¿Qué estoy haciendo para NO sanar?

  • Negar que tengo que sanar.
  • No hablarlo.
  • Pensar que eso pasará con el tiempo. Tu debes ser consciente de que el tiempo, por sí solo; no cura nada. Simplemente, el tiempo aminora la intensidad de las emociones: dolor, rabia, pena, temor, entre otras.

¿Qué necesito para sanar?

  • Plantearte una intención amorosa y personal para hablar, enfrentar, soltar y resolver.
  • Un proceso emocional, activo e intenso, que se prolongará por un determinado tiempo. Ser capaz de abrirle la puerta a todas las emociones que surjan, y desemboquen en nuevos sentimientos de alegría, entusiasmo y optimismo.
  • Dar un giro profundo a tu alma para soltar lo que ya fue, sentir gratitud por lo que fue posible y abrirte a lo que está por venir.

En Despierta con Gustavo Eduardo entendemos que este no es un proceso fácil de lograr, si no tienes una guía adecuada en un momento complicado. Por esa razón, estamos encantados de poder darte el apoyo para que tomes acción, en la creación de una nueva vida, libre y sana; trabajando desde tu interior.

En el siguiente enlace te regalamos un Ebook para poder acompañarte en tu proceso de autoconocimiento y sanación. Adicionalmente, encontrarás nuestro contacto directo que te permitirá obtener una suscripción de nuestros productos exclusivos para ti y la creación de la vida que tu mereces.

No esperes mas e ingresa ahora mismo: 

https://despiertavida.com/ebook-gratuito-4-razones-por-las-que-no-te-conoces/

Al sartén se lo toma por el mango

A pocos kilómetros de la capital de Londres, en la ciudad de Inglaterra, se encuentra el pueblo de Castle Combe, donde se instaló el famoso circo “Singapur”, que tenía como atracción principal el acto de la payasita Leonor, quien hacía reír a niños y adultos por su ingenio, creatividad e interpretación en el escenario. 

El espectáculo tuvo una gran demanda y triplicó las funciones e ingresos. Luego de algunas semanas con numerosas presentaciones sin descanso, la payasita, como los otros artistas que participaban en los diversos shows, empezó a sentir cansancio y agobio. 

Por esta razón, Leonor tomó la iniciativa de hablar con su codicioso jefe y solicitó un día de descanso a la semana; el dueño de “Singapur”, no aceptó. 

Los artistas perdieron poco a poco su motivación, actuando con malestar por su excesivo cansancio, al mirar esto la payasita Leonor tomó la decisión de hacer una presentación revolucionaria que llame a la reflexión de sus compañeros como de todos los presentes.

El miércoles, en la función de las 21:00 horas, asistió como de costumbre un público adulto, momento adecuado para realizar la modificación planeada. El sitio estaba totalmente lleno, no había un espacio para ninguna persona más en las amplias gradas, ni en la salida de emergencia de aquella gigante carpa de colores rojo, azul y blanco. 

Se apagaron todas las luces, el silencio empezó a ser incómodo para el público, nadie se atrevía a decir nada, pues no estaban familiarizados con este nuevo acto. Repentinamente, una luz blanca e intensa iluminó el centro del escenario, Leonor entró corriendo con toda su fuerza y todo el público aplaudió, silbó y gritó; expresando su felicidad. 

Una cuerda atada a su cintura, jaló su cuerpo hacia fuera, lo que causó sorpresa en la gente, mientras más se estiraba la cuerda más fuerte era el próximo tirón. El rostro de Leonor se iba transformando en tristeza. Leonor invitaba a que los presentes a que le den ánimos para zafarse de esta represión, y al hacerlo con toda su fuerza, la cuerda se soltó dejándola caer  en medio de la pista.

La payasita, asustada al no tener de donde atarse, buscaba desesperada en el público quien podía ser su soporte. Un voluntario del público, se levantó para ayudarla y ella manifestó:

– Tu vas a ser mi marido, yo voy a hacer todo lo que tu me digas, cuando tu tengas un problema, yo lo solucionaré, si tu estas feliz, yo también lo seré, y si yo tengo problemas o estoy triste. No importa, yo me adaptaré a lo que tu digas, con el fin de no perderte.     

Luego, una mujer de edad avanzada se levantó y la payasita le manifestó:

– Tu vas a ser mi madre. Yo siempre voy a escucharte, pero si un día no lo hago, tú me echas la culpa de todo lo malo que me puede pasar, con el fin de que se haga tu palabra y yo no aprenda por mi misma, mis lecciones.

Una señorita tomó la cuerda y Leonor le expresó:

– Tu serás mi hija, la excusa para no enfrentar mis problemas. Tú serás mi escudo, para aguantarlo todo, si mis amigas me cuestionan el por qué de una acción mía. Me justificaré diciendo: Es que tengo una hija y debo cuidarla. 

Leonor continúo con esta gran reflexión:

– Pasamos otorgando al mundo entero el control de nuestras vidas, preguntémonos hoy: ¿Quién está agarrando por el mango del sartén? ¿Quién tiene ese control, lo tienes tú? ¿Estás esperando que alguien más sea el responsable de tus actos, decisiones y consecuencias?

Si cada año que cumplimos, hacemos una fiesta enfocada a nuestros invitados, priorizamos las necesidades del resto por encima de nuestros intereses. Por favor, no hagamos más esto, seamos capaces de renunciar a estos patrones. Comprendamos que esta es nuestra historia.

Luego de dar esta cátedra en el escenario y recibir el aplauso de todos los presentes, la payasita Leonor y sus compañeros, decidieron ser responsables de sus decisiones, renunciaron al “Gran Circo Singapur» y efectuaron su obra maestra con gira por toda Inglaterra.

Es importante para nosotros tu opinión. Comenta sobre este tema, y sobre que otros temas que  te gustaría que tratemos.

Si quieres tomar control y acción de tu vida. Haz click en el siguiente enlace para adquirir tu primera clase.

La filosofía de las hormigas

Catalina es la reina de la colonia de hormigas cortadoras de hojas que radica en Panamá y se extiende hasta el norte de Argentina. Su labor diaria es extenuante: pone disciplina dentro de la colonia, hace que se cumplan los objetivos específicos de cada jerarquía y busca nidos seguros para los huevos.

Todos los lunes, despierta a las 04:00 de la madrugada para preparar la clase de introducción a la filosofía, donde explicará, tanto a los padres de las hormigas, como a los hijos, sobre la importancia de esta asignatura, de dar guía, apoyo y seguimiento desde el hogar para una mejor evolución y desarrollo de las diversas actividades.

Luego de esta pequeña introducción, la Reina Catalina enfatiza:

– Queridos alumnos y padres de familia, mi presencia aquí es para enseñarles a ustedes nuestra filosofía. La Filosofía de La Hormiga, es la más importante del mundo, por eso, la deben estudiar, practicar, honrar y cumplir a lo largo de toda su vida. Por favor, presten atención a estas 4 enseñanzas: 

  1. Las hormigas conseguimos lo que nos proponemos y hacemos todo para conseguirlo. Si alguien nos impide llegar a nuestro destino, buscamos otro camino, trepamos, pasamos por debajo o cavamos la superficie.
  2. Nos anticipamos a los hechos y somos realistas, pensamos en invierno durante todo el verano y esa es la razón de que trabajemos de manera incansable.
  3. Las hormigas respetamos los ciclos de la vida. Trabajamos y disfrutamos de los buenos momentos del verano y aguardamos dentro de nuestros hogares en el invierno para así sobrevivir a esta estación, con una mentalidad positiva de que pronto hará sol y vamos salir.
  4. Las hormigas almacenaremos en verano todo lo que podemos, con la idea de que en invierno vivamos con mejores condiciones y sin pasar por grandes necesidades.

– En resumen queridos alumnos. Las hormigas nunca nos rendimos. Siempre miramos hacia delante. Nos mantenemos positivas frente a las dificultades y, a pesar de las circunstancias, hacemos nuestro mayor esfuerzo. 

Si otros seres vivos copian nuestra filosofía de vida. Yo, como su digna representante, les aseguro que se mantiene el orden, se duplica la productividad y se soluciona todo inconveniente. 

Con esta clase magistral la Reina Catalina se lleva el aplauso y ovación de todos los asistentes, quienes la admiran por su gran capacidad para enseñar la importancia de estos puntos claves en la vida para la supervivencia de las especies alrededor del mundo.

Es importante para nosotros tu opinión. Comenta sobre este tema, y sobre que otros temas que  te gustaría que tratemos.

Si quieres tomar control y acción de tu vida. Haz click en el siguiente enlace para adquirir tu primera clase.

El porcentaje del éxito

La reconocida periodista, Piedad Osorio, en su fiesta de jubilación, recordó que al cumplir 22 años y graduada de la Universidad Pública en la Facultad de Ciencias de la Comunicación, ingresó a trabajar en el canal de televisión, que vio pasar los mejores años de su vida. 

A los pocos meses de entrar al canal, quedó embarazada de su primogénito y contrajo nupcias con Roberto. Luego de dar a luz a Rogelio, quedó embarazada de María Pía, y a los dos años, de su último hijo, Pedro.

Cuando Pedro cursaba el último año en la universidad, una secretaria en la facultad llamó a Piedad para reportar la falta de pagos de los últimos meses, y advirtió que Pedro no podía graduarse. Piedad llamó a Roberto buscando una solución, porque él era profesor en la misma universidad, sin obtener respuesta. 

Al llegar, decidió ir a la oficina de su esposo y, sin tocar la puerta, entró. El “profe Roberto” besaba apasionadamente los labios a una de sus alumnas. La sorpresa y reacción, confirmaban la traición. En la noche del mismo día, Roberto se llevó su ropa, juró no volver y afirmó con gritos que “Piedad era una amargada, muy vieja para entender su aventura” y con un portazo, se marchó.

En aquel momento, la vida de Piedad se detuvo, se le acabó la batería al reloj que marcaba las horas, los días, los meses y los años. Se desconocía así misma, había perdido el horizonte de su vida, se recriminaba el haber dedicado su vida entera a trabajar, al cuidado de sus hijos y esposo; olvidándose de ella. 

Los cafés con amigas, las salidas nocturnas y su cumpleaños quedaron de lado, para atender las demandas de su familia. La casa con 4 habitaciones se veía vacía, y ella, se sentía sola y triste.

Una tarde, Piedad rompió la rutina, decidió ir a un parque cercano para distraer su mente. En el camino, recordó que cerca había una cafetería donde vendían envueltos de maíz en hoja de plátano, con café recién molido. Entró y se sentó, mientras esperaba sus alimentos, encontró una publicidad que decía: ¿Qué tan exitosa consideras tu vida? 

El estado de ánimo de Piedad, no le permitía responder preguntas, sin embargo, la idea le rondó en la cabeza hasta llegar a su casa, donde se evaluó y escribió: “0% exitosa”; palabras que llevó consigo por algunos años.

Con el paso del tiempo, Piedad sintió necesidad de ir a terapia psicológica, a interesarse por temas espirituales, meditar y aprender a generar armonía entre su interior y exterior.

Una mañana recibió un mensaje de su mentor espiritual que decía: 

“No importa que estés haciendo, es necesario que realices el siguiente ejercicio. Por favor, toma una hoja y describe ¿Quién eres? y ¿Qué tan exitosa consideras tu vida? 

Nota: agrega un porcentaje”.  

 

Piedad sonrió al recordar lo que había apuntado en ese viejo cuaderno y retomó el tema, afirmando:

“Yo, Piedad Osorio, con 67 años de edad, madre de 3 hijos y divorciada hace 2 años. Hoy, soy una mujer exitosa profesionalmente, personal, social y emocionalmente.” 

Antes de mi renacer, consideraba que el éxito era medido por ser una periodista de alto renombre, tener una casa, un carro, estar casada, tener hijos y olvidarme del resto del mundo. 

Comprendí que mi vida era una apariencia, porque no fuí feliz por estas razones, quería ser vista como respetable y no quería ser juzgada por tomar otra decisión o reconocer que vivía una mentira. Eso fue un error. Hoy no me arrepiento, porque eso me llenó de valor para impulsarme a ser mejor. Aprendí a vivir y hoy trabajo diariamente en ello.

El autoconocimiento que hoy poseo, ha sido el viaje más largo e increíble de mi vida, me siento en paz porque he replanteado mi autoestima, sin dejarme influenciar por estereotipos errados de lo que realmente es una mujer exitosa. 

Reconozco que no soy una mujer joven, ni con grandes atributos físicos. Hoy soy más que eso, tengo confianza en mí, en mi desarrollo diario, mental y espiritual, porque, en la conexión de ambos, he vivido mi verdadero éxito. 

Hoy fluyo con la tranquilidad en un río en calma y descanso como una niña en el regazo de su madre, mi conciencia está tranquila. Disfruto de lo cotidiano y sencillo, una tina caliente, un vino, un buen libro, un masaje, y confieso, sin remordimiento, que me he comido toda una caja de chocolates y he recuperado peso. Hoy soy 1000% exitosa, porque se quien soy, hacia donde voy, ya no siento temor de mirarme al espejo, porque he renovado mi vida.

Juan, mentor espiritual de Piedad, al leer esta hermosa descripción, sintió orgullo, por obtener un testimonio de éxito, de autoconocimiento, y pasión por la vida, verdaderamente auténtico.




Es importante para nosotros tu opinión. Comenta sobre este tema, y sobre que otros temas que  te gustaría que tratemos.

Si quieres tomar control y acción de tu vida. Haz click en el siguiente enlace para adquirir tu primera clase.

La importancia del Mentoring y de tener un Mentor en tu vida

Descripción:

El mentoring, es la acción que realiza un mentor al transferir experiencias y conocimientos que potencien el desarrollo de habilidades personales y profesionales de una persona. El proceso establece una relación cercana, de confianza y confidencialidad, basada en la ética profesional; que tiene como objetivo orientar, estimular y desafiar a las personas a alcanzar sus metas, según su necesidad.

Un buen mentor es un líder que más allá de su experiencia y conocimientos a través de la empatía, valores, confianza y vocación sabe escuchar activamente, motiva, inspira y aconseja; más allá de una lección tiene deseos de ayudar. La relación que se establece con un mentor es de aprendizaje, es una práctica viva de experiencias de vida y crecimiento porque se enfoca en el desarrollo de tu interior y tu poder personal.

Un mentor te ayuda y te guía para entender qué te está pasando, qué sucede en tu interior y en tu exterior y por qué no estás creando la vida que deseas vivir. Por eso, el mentor es una persona con más experiencia, que ha vivido lo que tú has vivido, qué conoce el proceso de transformación que necesitas vivir para convertirte en una mujer extraordinaria.

El compromiso de un mentor es transmitir tu experiencia de vida, su conocimiento, su sabiduría, su guía, su ayuda, sus estrategias para que puedas lograr conseguir tus metas finales y tu misión de vida.

¿Por qué es importante tener un mentor?

El mentor se preocupa por establecer relaciones duraderas con el fin de que se compartan preocupaciones y dudas que surjan en la práctica, les da una orientación adecuada y una proyección a futuro. 

Puedes considerar que, nuestro Mentoring, se distingue de otros, porque nos enfocamos en realizar un proceso de “dentro hacia afuera”. A través de dos aspectos: 

  • Interiorización, a través de la auto-exploración, auto-conocimiento, la auto-comprensión y la auto-consciencia, donde se busca definir la identidad, marca o sello personal.
  • Direccionalidad constructiva, mediante la toma de acciones adecuadas que permitan la potencialización de capacidades para convertirlas en competencias y la materialización de resultados, evidenciados al concretar un emprendimiento exitoso que perdure en el tiempo.

En Despierta con Gustavo Eduardo, invitamos, empoderamos e impulsamos para hacer  de ti una mujer valiente, para que tomes el control y el protagonismo de tu vida, desde un estado consciente en el que te conviertes en una mujer autosuficiente para crear y transformar tu mundo interior, para que, con tu ejemplo, seas evidencia del cambio hacia un mundo exterior.

Es importante para nosotros tu opinión. Comenta sobre este tema, y sobre que otros temas que  te gustaría que tratemos.

Si quieres tomar control y acción de tu vida. Haz click en el siguiente enlace para adquirir tu primera clase.

Inmortal perseverancia

Martha es una mujer de 54 años, desde sus 17 años ha trabajado sin descanso, ya que se quedó embarazada a corta edad, tuvo que abandonar sus estudios y maduró de manera brusca al enfrentar esa realidad. A lo largo de su vida, pasó por situaciones muy complejas que golpearon su esperanza, su fe en la vida y la confianza en sí misma.

Martha considera que el pasado no es mejor que el presente, aunque tuvo éxito también hubo dificultades; aprendió, se equivocó y perdió varias veces. Ella me cuenta con gran nostalgia que pasó de ser una funcionaria pública a dueña de un prestigioso local de comida, llamado el “Café de La Venti6”, el nombre se lo dió por estar ubicado en la calle Ventimilla y Avenida 6 de agosto. 

Martha estaba muy feliz con su negocio porque creció más de lo que un día pudo imaginar. Ella pensaba que había alcanzado la cima, gracias a sus clientes, la mayoría extranjeros y estudiantes de universidad, quienes hacían fila buscando una mesa desocupada, y si estaban apurados, la opción de pedir para llevar siempre estaba disponible. 

Los sándwiches frescos, las pizzas con deliciosos embutidos, el café caliente y otros productos, marcaron la diferencia del sector por sus módicos costos y su sabor exquisito. Marha no podía continuar sola, el trabajo se desbordó y el lugar se hizo tan popular, que tomó la decisión de arrendar un espacio tres veces más amplio, donde tuvo que contratar personal, hacer adecuaciones y sobre todo, prepararse mentalmente para proliferar su amor a todos sus clientes.

Los problemas empezaron con la contratación de Lucía, quien empezó a tomar gran interés por el control de las finanzas del lugar y el cobro en caja, olvidando la atención. Mientras Martha, se ocupaba de la recepción de los clientes y de tomar sus pedidos. Lucía aprovechó los descuidos y confianza brindada para sustraer dinero  sin devolverlo. A su vez, el dueño del local al ver la gran afluencia de gente, cuestionó su éxito eminente.

Con el paso del tiempo, Martha enfermó. Los clientes demandaban su atención y sus empleados no le colaboraban lo suficiente. Los robos de Lucía fueron más evidentes y pese a la gran acogida de sus clientes, el dinero ya no alcanzaba para pagar el costoso arriendo. Martha habló con el dueño del local, pero el decidió no arrendarle más el espacio.

Era lógico que tenía que cerrar, perder su inversión y despedir a sus empleados. Martha fue perseverante y con poco dinero, rentó un local más lejano y pequeño,  muy pocos clientes volvieron. La historia siguió así por algunos meses hasta que el negocio quebró y con ese lugar, también se rompió su corazón. La enfermedad avanzaba, el estrés aumentó, debía enfocarse en vender los electrodomésticos e inmuebles y regalar lo que quedaba; con el fin de recuperar algo del dinero invertido.

Martha trabajó por tantos años de sol a sol, los siete días de la semana, 13 horas diarias y nunca se ocupó de lo principal: su bienestar, su salud, el estar cerca de su hija y de asegurar el futuro de ambas, pensaba que con el pago puntual de todos los gastos, bastaba. El esfuerzo se lo llevó el viento. Y no tuvo otra opción que volver a ser empleada en un restaurante, en donde renunció porque le debían cinco meses de su salario.

Ella se cansó de que su pensamiento la arrastrara a un pasado que jamás volverá. Luego de un tiempo, tomó fuerza y decidió no rendirse pese a su dura situación y perseverar. Una mañana se levantó muy temprano, con el poco dinero que ahorró, salió en busca de un curso para hacer manicure, lo encontró y con el tiempo fue perfeccionando sus técnicas. 

Ahora sus ex clientes universitarios eran profesionales bien posicionados en grandes empresas privadas y públicas, aprovechó esa red para pedirles que corran la voz de sus servicios a domicilio. El mensaje se transmitió con tal éxito, que Martha otra vez, tocaba el cielo con las manos. La ganancia no era tan grande, pero fue ahorrando día tras día.

En junio de 2019, Martha abrió su primer centro de belleza, un lugar pequeño, acogedor y sin mucho lujo, ni inversión. Todas las mañanas, abría su local con la esperanza de atender al menos 10 clientes; sintiéndose “La dueña de su palacio” (nombre que le ha puesto a su emprendimiento).  Ahora recuerda el pasado con nostalgia y lágrimas en sus ojos, poco a poco se va reemplazando ese amargo sentimiento con una gran sonrisa de lo que aprendió de su eterna compañera la perseverancia inmortal, aquella que la ayudó a controlar sus pensamientos y acciones.

Finalmente, Martha me ha pedido que llegue a ti a través de su historia, comprendiendo que hay miles de mujeres emprendedoras en el mundo que jamás se rinden y salen adelante. Martha es mi madre, ella me ha enseñado el valor de la constancia y siempre me aconseja con sabias palabras, “no te rindas, sigue intentando día tras día, un pie tras otro, despacio, sin prisa para que veas donde pisas, confía solo lo necesario en las personas que dicen ser tus amigos. Recuerda que puedes llegar lejos con optimismo y perseverancia, demuestrale al mundo que eres inmortal”, puntualiza mi madre entre sonrisas, porque tiene fe en ti y en tu capacidad.

Es importante para nosotros tu opinión. Comenta sobre este tema, y sobre que otros temas que  te gustaría que tratemos.

Si quieres tomar control y acción de tu vida. Haz click en el siguiente enlace para adquirir tu primera clase.

Sublime Lealtad

La lealtad a mi forma de ver es una de las características más nobles del ser humano, porque incluye sentimientos de respeto, fidelidad, compromiso y  principios morales de buen comportamiento; inclusive cuando las circunstancias son adversas.

Tiempo atrás estuve pasando por una situación financiera compleja que en dos años, no mejoró. Golpeé varias puertas buscando trabajo, conseguí solo opciones temporales. Cuando las ventanas parecían abrirse llegó la pandemia mundial, y con ella, miles de personas, al igual que yo, perdieron sus empleos, cerraron sus  negocios o quebraron.

Yo entré en crisis existencial porque veía que la época difícil no era solo mía, sino también para personas cercanas a  mi profesión y de otras áreas, quienes perdían su estabilidad económica y con ellos la de sus hijos y personas a cargo, a eso se sumaba una dura realidad; enfermedad y muerte de sus seres queridos.

En esas épocas difíciles, retome contacto con amigos de la época universitaria que me dieron su apoyo digital o viniendo a verme a mi casa (que es muy lejana a la ciudad) con el único afán de que yo disperse mi mente y vea oportunidades en medio del conflicto.

Uno de esos amigos llegó un día a mi casa con compras de víveres, artículos de limpieza para la casa, así como para el aseo personal, podrán imaginar mi cara de sorpresa cuando atravesó la puerta, era mucho más de lo que una persona podía imaginar, y creanme no era por lo material. Mi sorpresa fue por su amable y desinteresado gesto. 

Pensé algunos días en cómo retribuir ese detalle y se me ocurrió trabajar en varios  diseños publicitando sus servicios profesionales on line, lo cual tuvo éxito, pues él también cerró su gimnasio, perdió varios contratos de fotografía profesional en espacios abiertos y es limitada la atención en su consultorio psicológico.

Actualmente, mi amigo sin trabajo estable y con un proceso de divorcio a cuestas, se está quedando en mi casa. Devastado por el proceso, no tenía a donde ir y le ofrecí lo único que tenía disponible; un techo. 

Hoy trabajamos juntos en distintos proyectos y ofrecemos servicios on line de distintas ramas, junto con otros amigos profesionales. La vida nos ha sonreído a ambos y pronto montaremos más proyectos.

La vida es un círculo y todo lo que das se devuelve, este es un claro ejemplo de ello. Los actos hechos de corazón, son recompensados de corazón. 

La lealtad de ambos ha permitido estrechar nuestra amistad de años atrás, se fortaleció el respeto de dos individuos que en medio del conflicto se aliaron para salir del mismo. La lealtad es sublime, porque es parte del encanto de la vida, sin que sea un acto de hechos costosos.

Es importante para nosotros tu opinión. Comenta sobre este tema, y sobre que otros temas que  te gustaría que tratemos.

Si quieres tomar control y acción de tu vida. Haz click en el siguiente enlace para adquirir tu primera clase.

Cuando tu vida tiene sentido

El sentido de tu vida es un elemento importante porque te permite equilibrar tu estilo de vida y conectarla contigo misma.

Por eso, cuando tu vida es un caos [vida sin sentido] sientes que no entiendes tu realidad ni lo que sucede en ella. Porque te desconectas de tu vida y dejas de entenderla, y con esto, te desconectas de ti misma.

Para que tu vida tenga sentido necesitas dárselo. El primer elemento que necesitas es conectarte contigo misma. ¿Qué significa conectarte? Significa que has alcanzado un nivel de conocimiento de ti misma que te permita entenderte.

Crear un vínculo entre tu interior y tu mente para poder entender lo que piensas, entender tus capacidades, para conectar tu interior y tus pensamientos con lo que quieres lograr y lo que quieres hacer con tu vida.

El segundo elemento que necesitas es entender tu realidad porque es el entorno en el que desarrollas tu vida. Cuando entiendes tu realidad puedes responder asertivamente y puedes cambiarla.

Cuando estás inmersa en el caos sin entender lo que te sucede, lo que percibes de tu realidad es distorsionado y confuso, por lo que, tus respuestas a tus problemas son desacertadas y, por consiguiente, los resultados son desfavorables.

El tercer elemento es tener un propósito de vida, una razón para auto-realizarte, que te impulse a seguir hacia delante y te motive a querer lograr metas que conviertan tus sueños en realidad.

¿Cómo pierdes tu conexión contigo misma?

Cuando tu dialogo interno no es un vínculo entre tu interior y tu mente. Tu posees un mundo interior que se compone por todo lo que eres, sientes, vives, haces… y posees una forma de pensar que influye directamente en tu forma de comportarte.

Necesitas crear y cultivar este vínculo para fortalecer tu dialogo interno. Diariamente, tú dialogas contigo misma, eres la persona con la que más dialogas cada día, ¿sobre qué dialogas? ¿Qué te dices a ti misma? ¿Qué piensas cuando dialogas contigo misma? ¿Qué ocupa tu mente?

Cuando te acostumbras a tu rutina, realizas tus acciones de forma automática, te acostumbras a “no pensar”, y paulatinamente, mermas tu dialogo interno, dejando espacio a lo rutinario que convierte en monótona tu vida.

Tu rutina es el mecanismo biológico de tu organismo para sobrevivir a lo que tienes que hacer diariamente, es un modo de supervivencia, el problema es cuando dejas que tu rutina sustituya tu dialogo interno, porque dejas de pensar para actuar en modo automático y dejas de ser consciente de lo que haces, es ahí, donde pierdes la conexión contigo y con tu realidad.

Por esta razón es fundamental que cultives tu dialogo interno, que rompas tu rutina de vez en cuando, y que te mantengas conectada contigo misma y con tu realidad.

Cuando no estás conectada contigo misma el tiempo pasa sin darte cuenta, no planificas metas, no piensas en qué es lo importante en tu vida y dejas de ver tu futuro como un espacio de logros. En pocas palabras, tu vida se anestesia, se duerme.

Necesitas un propósito de vida

Cuando tienes un propósito de vida, cuando sabes qué quieres ser, qué quieres hacer con tu vida y adónde quieres llegar, tu vida se conecta mucho mejor con tu realidad y se enfoca en la dirección acertada.

Un propósito de vida es como orientar tu vida con tu brújula interna, es proporcionarle a tus resultados el motivo y la razón de ser.

Cuando no tienes un propósito de vida lo que haces es llegar a un futuro para encontrar en él “lo que no quieres” porque no te detuviste a pensar qué querías lograr. Este resultado genera una insatisfacción y frustración que detonará tu infelicidad y un vacío existencial porque no definiste tu vida, vives por vivir.

Un propósito de vida te permite planificar tu vida y crear una visión del futuro que quieres lograr. Puedes definir que quieres hacer con tu vida y qué quieres lograr.

Pasos para darle sentido a tu vida

El primer paso que tienes que dar es cultivar tu dialogo interno:

  • Conversa contigo misma diariamente. 
  • Hazte preguntas. 
  • Piensa en ti. 
  • Explora tu interior. 
  • Conócete. 
  • Obsérvate. 
  • Dedícate tiempo de calidad a ti misma.

El segundo paso es definir tu vida. 

Responder a las preguntas de la vida:

  • ¿Quién soy? 
  • ¿En quién quiero convertirme? 
  • ¿Cuáles son mis capacidades? 
  • ¿Cuáles son mis talentos? 
  • ¿Cuál es mi pasión?

El tercer paso es definir un propósito de vida. 

Define una visión del futuro que quieres lograr. En este caso, las preguntas son: 

  • ¿Qué quiero hacer? 
  • ¿Qué quiero lograr? 
  • ¿Qué quiero tener? 
  • ¿Adónde quiero llegar? 
  • ¿Cómo me veo en 5 años?

Un vez tienes estos 3 elementos definidos tu vida adquiere un sentido, una razón, un motivo para vivir, para levantarte cada día y dar lo mejor de ti porque sabes quién eres y qué quieres lograr.

Y cuando proyectas tu vida hacia el futuro, te sientes conectada con tu realidad y con eso que quieres lograr, porque estás conectada contigo misma. Y cada paso que des en esa dirección, generará un estado de bienestar, generará satisfacción y felicidad.

Si estás interesada en seguir aprendiendo, profundizar y transformar tu vida, si estás comprometida contigo misma en alcanzar nivel de calidad de vida superior, suscríbete a mi web en la caja de suscripciones que está más abajo:

WhatsApp chat