fbpx

¿Estancada en la comodidad?

La zona de comodidad es una zona controversial. ¿Por qué? Porque lo que nos enseñan en la sociedad es que esta “zona de comodidad” es mala, insuficiente, y que tienes que salir de ella, dejarla por una zona mejor llamada “zona de aprendizaje”. (luego te das cuenta de que no te puedes quedar en esta)
Sin ser consciente, relacionas tu zona de comodidad con estancamiento y negatividad. Estas conexiones generan resistencia, dificultan los cambios y estanca tu movilidad hacia el crecimiento.

Amplia tu Zona de Comodidad

La primera idea que quiero exponerte es que cambies tu concepción sobre tu zona de comodidad, en el sentido de que, tu zona es cómoda, no porque sea mala, sino porque la comodidad es símbolo de resultados satisfactorios, por eso, te resistes a salir de esta zona.

El significado de “cómoda” señala una actitud contraria a la adecuada, a la actitud que bloquea el crecimiento de esta zona.
El problema surge cuando pasas mucho tiempo sin ampliar el tamaño de tu zona de comodidad. ¿Cómo? Convirtiendo aquellas zonas incómodas, difíciles, desconocidas y de miedos, en nuevas zonas de comodidad, con mayor poder y desarrollo personal.

La segunda idea es que seas consciente de que, si desarrollas tu zona de comodidad podrás ser más libre, tu zona de movilidad será más amplia y tu comodidad mucho más satisfactoria.

Realmente no sales de tu zona, sólo la transformas, y a esa transformación se le llama “zona de aprendizaje”.

En este juego de conceptos, lo que se llama “zona de pánico” no es mas que tu zona de comodidad transformada, llamada, para mi, erróneamente “zona de pánico”. Por lo que, mi propuesta es que cambies la idea de que estás dejando tu zona de comodidad por otra, lo que estás haciendo es convertirla en una zona de poder.

Cuando desactivas estas ideas, tu estancamiento comienzas a movilizarte, tu bloqueo mental comienza a encontrar el camino de crecimiento, tu resistencia comienza a ceder para enfocarte en aprender nuevos conocimientos, nuevas estrategias y nuevos hábitos.

Cambia acciones como “ir año tras año al mismo destino de vacaciones”, “salir a comer al restaurante” o “elegir el mismo estilo de ropa”, porque crean lo rutinario, lo que hace que tu vida sea siempre igual, que vivas todos tus días de la misma forma, logrando los mismos resultados. Estas situaciones son las que definen que estás en la comodidad sin transformarlas.

“Ampliar tu zona de comodidad significa tomar nuevas oportunidades para desarrollar tus habilidades y competencias, y crear una zona de comodidad más amplia”.

El concepto de que es una “zona segura”, en donde lo que sucede es predecible y sabes qué hacer es un pensamiento limitante porque es lo que te acomoda, es lo que te convierte en una persona conformista, una persona que se adapta a una forma de vivir por inercia.

¿Qué quiere decir esto? Que te conviertes en una persona que sólo reacciona, que sólo respondes a la realidad de la misma forma.

¿Qué efecto provoca esto? Que eres incapaz de producir situaciones, que eres incapaz de ser innovador y creativo. Y esta actitud es la que estanca tus resultados. Cuando eres incapaz de crear nuevos escenarios comienzas a conformarte con los mismos escenarios que indeseados y que te proporcionan insatisfacción.

Tu vida se vuelve aburrida y monótona, y no es verdad que, por más segura que sientas que es esta zona y que todo lo sabes, esto te auto realiza y te hace sentir bien. Lo favorable para ti es cambiar tu enfoque en relación con tu zona de comodidad. Ampliarla, convertirla en tu zona de desarrollo y poder.

“En vez de salir, amplia tu zona de comodidad.»

¿Qué te propongo?

  • Que dejes de ver tu zona de comodidad como una zona de estancamiento y que comiences a entenderla como una zona de retos y movilidad. Tu zona de comodidad es una herramienta con la que puedes ser capaz de enfrentar tus inseguridades y tus miedos.
  • Que entiendas que tu zona de comodidad es una alerta, cuando te sientas muy cómoda es momento de moverte, de crear y de crecer.
  • Que dejes de confundir “tener el control de tu vida” con “ser protagonista de tu vida”.
  • Que dejes de creer que lo desconocido puede estancarte. Que dejes de evitar y esconder tus miedos porque eso es lo que te estanca y es lo que provoca que te resistas a cambiar, aprender y transformarte.
  • Que dejes de quedarte esperando que tu vida y tus logros mejoren, porque hasta que no te muevas y actúes tu vida seguirá siendo la misma vida indeseada que vives.
  • Que dejes de quejarte de que tu realidad es mala, que no te gusta, porque lo único que logras es reforzar tu conformidad y tu estancamiento. Quiero que entiendas que ampliar tu zona de comodidad convierte tu realidad en una espacio de oportunidades para ti.

Beneficios de tener una zona de comodidad más amplia

Cuando amplias tu zona de comodidad te conviertes en una persona más eficiente y productiva, porque la comodidad te condena a dar el mínimo esfuerzo para conseguir resultados. También generas autoconfianza, porque te permite comprobar que puedes lograr nuevas metas y retos.

Cuando haces lo mismo sólo obtienes lo mismos resultados. En una zona más amplía, rompes con la rutina, con el aburrimiento, re-inventas lo que haces y logras resultados distintos. Tus sueños y tus metas no están en la comodidad ni están los resultados que ya lograste, están en las acciones que realizas cada día para acercarte al futuro que quieres vivir.

Uno de los beneficios mayores es que adquieres nuevas habilidades, desarrollas nuevas formas de hacer lo que sabes hacer. Adquieres nuevos hábitos para transformar tu espacio y tu persona. Adquieres nuevos conocimientos. Y lo más importante, te reta a cada día tienes que hacer algo diferente.

¿Cómo sabes que tu zona de comodidad amplió lo suficiente?

Porque comenzarás a vivir de forma diferente y tus metas se convertirán en los resultados que deseas. Y utilizo el término “suficiente” porque tu zona de comodidad, constantemente, tiene la posibilidad de ampliarse nuevamente. Esta zona, por más grande que la transformes, podrá transformarse nuevamente en una zona más grande.

Lo idóneo es que cada cierto tiempo, plazos que tú misma puedes establecer, lo dediques para ampliar tu zona, y otros plazos de tiempo para quedarte un tiempo en ella, sin caer en la trampa de la conformidad.

El tiempo de comodidad tiene que ser suficiente para recuperar energías, reponer el agotamiento mental que supone crecer y desarrollarte. Disfrutar de los logros que obtuviste en el proceso de amplitud y planificar tus siguientes metas.

“Lo primero que tienes que hacer es reconocer tus límites, definir en dónde está el límite de tu zona, a partir del cuál, comienzas a sentir que miedo y resistencia al cambio. Y dar el primer paso fuera de tu comodidad.”

image_pdfPDFimage_printImprimir

¿... más plena, más feliz?


¿Quieres saber en qué fallas?


Conoce mis recursos gratuitos, déjate ayudar

y obtén ideas a diario con mis correos.

17343

¿Quieres una vida mejor?

WhatsApp chat