fbpx

Salomé Mercado

La ley del Espejo

La ley del Espejo proporciona una poderosa herramienta de autoconocimiento, ya que permite ver tu reflejo en otros. De esta manera puedes hacer consciente lo inconsciente, de esta forma te presentamos 4 escenarios en los cuales puedes verte reflejado.

La ley del Espejo Opuesto

Algunas veces nos perturba, tener frente a nosotros una persona que es todo lo contrario..

¿Qué se debe hacer?

  1. Busca tu  equilibrio. Esa persona te dice que estás en un “exceso o en un defecto”, por ejemplo, si no puedes con alguien desordenado, es porque tú eres excesivamente ordenado.

Equilíbrate y verás cómo de alguna manera la situación cambia, o ya no te molesta tanto.

La ley del Espejo Similar

Lo que te molesta es en realidad una parte tuya que no quieres ver, algo que no quieres aceptar.

¿Qué se debe hacer?

  1. Buscar los puntos en común. Analiza qué es lo que te está doliendo de la otra persona y luego reflexiona si tú te comportas de igual modo en otras situaciones. 

Sin aceptación no hay transformación posible.

La ley del Espejo por Expectativas Fallidas

Sucede cuando idealizas a alguien, al darte cuenta de que no es como querías, intentas controlar y manipular las situaciones para que la persona cambie y se adapte a la idea que nos habíamos formado en un principio.

¿Qué se debe hacer?

  1. Hay una parte en esta vida que escapa de tu control, y esa es la que está en manos de los demás, de nada sirve intentar controlarlo todo.
  2. Responsabilízate de ti mismo y hazte cargo de lo que esté bajo tu control. Coge toda esa energía que estás desperdiciando en intentar cambiar al otro y dirígete hacia algo que sí que esté en tu poder, es decir, cambiarte a ti mismo y darte lo que necesitas.

La ley del Espejo porque hacemos lo mismo a los demás 

De alguna manera le estás haciendo a alguien, lo que piensas que otra persona te está haciendo a ti. 

¿Qué se debe hacer?

  1. Comienza por lo más simple, dejar de hacer a otros lo que para ti no es agradable.
  2. Extrae las enseñanzas de las situaciones espejo, para que estas dejen de repetirse en tu vida.

Los 11 pasos del camino del amor

  1. Primero, contigo mismo. Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás.
  2. Manejar la soledad. Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.
  3. Sólo se da lo que se tiene. Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, porque nadie puede dar lo que no tiene.
  4. Paz interior. Ninguna relación te dará la paz que tú mismo no crees en tu interior.
  5. Fantasía que genera frustración. Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía que sólo trae frustraciones.
  6. Autonomía. Ninguna relación te brindará felicidad que tú mismo no construyas.
  7. Autosuficiencia. Sólo podrás ser feliz con otra persona cuando, bien convencido, seas capaz de decirle: «No te necesito para ser feliz».
  8. Independencia Sólo podrás amar siendo independiente hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.
  9. Requerimientos. Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, autoestima, y la práctica de una libertad responsable.
  10. Autoestima y madurez. Ámate a ti mismo, madura, y el día que puedas decirle a esa otra persona «Sin ti me la paso bien», ese día estarás preparado para vivir en pareja.
  11. Compartir. Dos personas que vivan en pareja podrán ser felices sólo cuando se hayan unido para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra.

Conclusión:

«Dos personas se aman únicamente cuando son capaces de vivir la una sin la otra, pero deciden vivir juntas»

Reto de la Gratitud

Toma en cuenta las siguientes recomendaciones previas: 

  • Debes elegir un día y momento del día, donde puedas tomarte unos minutos para cerrar los ojos y conectar con el Universo para repetir la afirmación de gratitud. 
  • Es importante que seas constante y que el periodio de los días sea respetado. 

Repite las siguientes frases:

Día 1

Agradezco por un nuevo amanecer. Por abrir los ojos y por la vida misma.

Día 2

Agradezco por tener un hogar, una cama donde dormir y un plato de comida caliente cada día

Día 3

Agradezco por mi familia, por mis padres, por haberme traído a esta vida

Dia 4 

Agradezco por mi salud, por mi existencia y por mi proceso evolutivo. No me juzgo, me tengo paciencia.

Día 5

Agradezco por el amor en todas sus formas. Por poder amar, por poder ser amada.

Día 6

Agradezco por los alimentos que como todos los días, tomo conciencia de ellos y les doy mi gratitud 

Día 7 

Agradezco por mi paz, y por estar trabajando en cultivar mi espiritualidad

Día 8 

Agradezco el agua, el sol, los árboles, la naturaleza y los recursos naturales del planeta.

Día 9

Agradezco profundamente por la tierra en donde habito. Me comprometo a cuidarla y respetarla.

Día 10

Agradezco la abundancia que poseo en este momento y me alinea para recibir un flujo mas constante 

 

La sabiduría del Universo

En aquella pequeña casa de paredes blancas y techo de teja. Se encontraba la amable viejita Marujita, risueña y siempre con una palabra de aliento; abrió esa pesada puerta y recibió con un cálido abrazo a Carla, quien decidió salir de la ciudad y desconectarse del ruido de la ciudad y de las múltiples ideas que rondaban su cabeza.

Luego de una larga conversación y risas, Marujita descifró la profunda tristeza en los ojos de Carla, quien le dijo: 

-Nada de lo que he pedido al Universo, me ha sido concedido, y es que todavía no lo comprendo.  Le pedí al Universo que me quitará mi orgullo. Y dijo: NO.

Marujita le respondió:

Es que no es algo que pueda quitarse. Es algo que debes superarlo por ti mismo.

Carla continúo:

Pero, también le pedí al Universo que me concediera paciencia.

La paciencia es fruto de la adversidad; no se concede, se conquista, dijo la viejita.

-Le he pedido al Universo que me diera Felicidad.

-Hija, la felicidad tan solo depende de lo que tu elijas y eso hace creer en tu poder y potencial, sin enfocarte en tus debilidades. Amándote a ti mismo, y solo así podrás comprender lo que afuera pasa, como un florecimiento de adentro hacia fuera.

Carla un tanto avergonzada por la sabiduría de las palabras de la señora Marujita, sonrojada sonrió, la abrazó con unas cuantas lágrimas en los ojos y sintió con gratitud las enseñanzas de ese momento.

Que no se me olvide quien soy

  1. Que no se me olvide ver el cielo, respirar profundo, rememorar los proyectos que pasean por mi mente y me encienden el alma.

     

  2. Que no se me olvide tener un rato a solas para volver a mi interior y recordar cada uno de mis sueños.

     

  3. Que no se me olvide preguntarme si soy feliz con la vida que llevo, que no se me olvide sobre todo, tener el coraje para responder con sinceridad, sabiendo que siempre se puede cambiar el rumbo, recalculando mis objetivos y propósitos.

     

  4. Que no se me olvide permitirme llorar, callar, gritar, reír, sin prejuicios, sin vergüenza.

     

  5. Que no se me olvide estar en el momento presente, salir corriendo de la rutina y ver las estrellas aunque sea unos instantes.

     

  6. Que no se me olvide llevar mis manos al corazón, aunque sea una vez en el día y quedarme allí, sintiendo mi respiración, recordando mi propósito de vida, porque mi presencia es eterna y me invita a no olvidarme.

Suelta y deja


Suelta y deja que se queden con lo que te quitaron.

Si les diste amor y se alejaron, deja que se lo queden.

Si les diste tiempo y se alejaron, deja que se queden con los recuerdos vividos.

Si les diste días, meses e incluso años de tu vida, deja que se queden con todo el amor que les diste durante ese tiempo.

No pelees por ello, no digas «Me lo debes», ¿Para qué lo quieres de vuelta? Si tú tienes la capacidad de producir más de ello para otros y mucho más para ti mismo. 

Deja que se lo quede a quién le hace falta.

Suelta y deja que ellos hagan su parte, evolucionen y sean lo que han deseado ser.

Tenemos que entender que el valor de nuestro amor no depende de lo que otros hagan con ese amor.

Déjalos quedarse con lo que te quitaron, probablemente lo necesitaban, probablemente cambió sus vidas, no puedes quitarles tu regalo.

¿No te parece hermoso?

Incluso cuando ellos te dieron dolor, aún así tú los dejaste con nada más que amor.

Oración de la Abundancia

Yo soy abundancia perfecta. 

Yo soy Riqueza en Paz. 

Yo soy Luz. 

Merezco ser amado. 

Merezco ser feliz. 

Merezco ser libre económicamente.  

 

Hoy comienza mi Liberación de las ataduras económicas. 

Me disculpo si desprecio el dinero o si juzgue a alguien por su dinero. 

Cancelo definitivamente mis prejuicios con respecto de la riqueza y la opulencia perfecta toda.

Entrego ahora mismo toda mi carencia, mis errores y mi manera de ver la riqueza. 

Hoy hay Abundancia Material para mí y para todos.

 

Hoy decido sanar mi mente, y mi alma. 

 

Abro mi corazón al amor purísimo que me envuelve con tu luz radiante, revitalizando mi alma y cada pensamiento negativo, se convierte en positivo recreándome en una nueva vida llena de amor y alegría.

Consejos mágicos para atraer la abundancia

  • Para que el dinero no falte o llegue a tu hogar
    Compra una vela en color verde claro y ponle un poco de miel, gotitas de jugo de naranja y un poco de canela molida. Enciéndela y cierra los ojos por 5 minutos, mientras piensas en la abundancia llegando a tu vida. Visualiza la forma en que deseas que ese dinero llegue a ti.
  • Monedas en la calle
    Cada vez que veas una moneda en la calle, recógela sin importar su denominación. No hacerlo significa que rechazas la abundancia porque no llega a manos llenas, sino en pequeñas manifestaciones. Con cada moneda debes seguir este ritual: párate junto a ella, da las gracias y di: dinero en el piso, dinero que cae como granizo.
  • Limonada de la abundancia
    Prepara una limonada de forma habitual, cuando estés agregando el azúcar mezcla de forma opuesta a las manecillas del reloj repitiendo que la mala suerte se ha ido por tres veces. Posteriormente vuelve a revolver, pero esta vez en el sentido de las manecillas del reloj y di que recibes la buena suerte y la abundancia.
  •  Ajo
    En tu hogar jamás debe faltar el ajo, ya que además de ser un ingrediente indispensable para la cocina, ya que atraer la abundancia.
  • Ajonjolí
    En un lugar donde no sea visto por nadie, coloca un pequeño plato de cristal con semillas de ajonjolí. Esto ayudará a que el dinero llegue de forma frecuente y con abundancia. 
  • Haz afirmaciones o decretos
    Otra muy buena forma de ayudar a que llegue a la abundancia, es hacer afirmaciones, que permitan que llegue la abundancia. Tómate 5 minutos al día y di lo siguiente: «Abro mi mente y mi corazón a la riqueza».
  • Para la buena suerte en los negocios y atraer el dinero
    Siempre debes tener en casa una jarra de cristal llena de semillas de granada o granadilla. Si notas que las semillas se echan a perder debes cambiarlas de inmediato para que  la energía siga fluyendo de forma positiva.
  • Incienso de sándalo
    Cada inicio de mes, en el momento de más tranquilidad en tu hogar, enciende una varita de incienso de sándalo para atraer la abundancia. Cierra los ojos 5 minutos y visualiza la riqueza que deseas que llegue a tu vida.

La importancia de la responsabilidad afectiva

La  responsabilidad afectiva es la relación implícita que existe entre dos o más personas, consiste en dar y receptar: empatía, cuidado, cariño, consentimiento y diálogo. En esta relación se realizan  procesos de negociación, a través de la  comunicación con acuerdos beneficios para los involucrados. Según el Instituto Politécnico Nacional de México: “La responsabilidad afectiva es ser claros, respetuosos y empáticos con lo que pueda sentir el otro”.

La responsabilidad afectiva se complica principalmente por la falta de comunicación y la falta de establecimiento de acuerdos, acciones y consecuencias. La falta de responsabilidad afectiva es un factor que puede erosionar una relación. A su vez, cuando no se expresan los sentimientos y emociones, se  llega a un punto donde se generan conflictos y peleas. No permite que exista egoísmo y nos invita a empezar a considerar la opinión de los demás, es decir a ser empáticos.

En Despierta con Gustavo Eduardo, consideramos que la responsabilidad afectiva debe tener dos importantes factores:

Comunicación asertiva: Saber cómo y qué se expresar. Además de la manera claridad y honestidad, con el fin de dar solución, prevenir y superar conflictos.

Establecer acuerdos: A través de la responsabilidad afectiva y el diálogo se establece lo que se va a tolerar y permitir en una relación con otra persona. 

A su vez esto implica:

  • Saber que los vínculos que construimos con otras personas implican cuidados.
  • Tener en cuenta el mundo emocional de otra persona, considerando que puede ser distinto al nuestro.
  • No confundir a otras personas con nuestro cambio de emociones.
WhatsApp chat