fbpx

La reconciliación con las batallas internas

Cecilia, una joven universitaria que todos los lunes viajaba desde su pueblo hasta la ciudad, perdía su mirada en la ventana para imaginar y soñar; cuando pisaba el suelo universitario, era otra. Con una gran sonrisa en el rostro, saludaba a sus compañeros y profesores. 

Su piel blanca con pecas, el cabello rizado color cobre y esos grandes ojos avellana que se escondían tras unos hermosos lentes color vino; eran un complemento perfecto en su gran personalidad; mujeres y hombres resaltaban su inteligencia y don de gente.

Aquel día, Cecilia sentía una particular preocupación por los exámenes y tareas  pendientes por entregar. A lo lejos, la observaba un joven de piel canela y ojos claros, al que Cecilia no identificó, por el apuro de ingresar al salón, para evitar que el profesor le pusiera falta. 

Mauricio decidió tomar un atajo y esperar a Cecilia dentro del aula de clases, ella solo se percató de su existencia, cuando él hizo algún comentario desatinado sobre la apariencia física del profesor de química. Le sonrió y volvió a ignorarlo. Cecilia tenía un don especial de reconocer a quien tenía otra intención con ella y prefería mantener su concentración en el momento presente.

Como dice el dicho ,“tanto cae el agua al cántaro, hasta que lo rompe”. Luego de tres años de relación sentimental, entre Mauricio y Cecilia, pasaron de ser la pareja perfecta a pelear por los celos de ambos y por los excesos de Mauricio al consumir alcohol y otras sustancias estupefacientes.

La salud mental y física de Cecilia empezó a verse afectada, por lo que, decidió hacerse algunos chequeos médicos sin que su novio lo supiera. En la entrega de los exámenes, descubrió que sus retrasos, mareos y vómitos eran producto de un embarazo de alto riesgo, el cual, estaba bastante avanzado. 

Aún consternada por la situación; regresó a la universidad, donde unos amigos, cercanos a ambos, le esperaban en la entrada para contarle las infidelidades de Mauricio.

Cecilia tomó valor y enfrentó a la mujer con la que Mauricio, supuestamente, le engañaba. Sonia le confirmó el hecho enseñándole su vientre de 5 meses de embarazo. Cecilia muy afectada, decidió ponerle fin a la relación y tomar distancia, lo que coincidía con el periodo de vacaciones. 

Mauricio por su parte, la llamó por muchas ocasiones, la fue a buscar al pueblo donde vivía e hizo todo por exigir una explicación, sin conseguir ninguna señal de su ex novia.

Luego de su desconección total del mundo, el día en que volvieron a clases, Ceci se enteró que Mauricio había perdió la vida en un accidente automovilístico, porque conducía en estado de embriaguez y viajaba acompañado de otra mujer que estaba embarazada. 

Esta vez, la reacción de Cecilia no fue la que la gente esperaba, las lágrimas las secó el tiempo. Mauricio mató, muchas veces, el amor que sentía por él, todas las actitudes, palabras y actos rompieron en mil pedazos su corazón, su sonrisa y la belleza interna de Cecilia, quien ahora ya no le interesaba lo que la gente tenía que decirle, de ella dependía la vida y el fruto del amor que un día existió en ambos seres: su hijo.

Años más tarde, Rafael el niño pelirrojo de ojos verdes claros y piel canela, sonríe a su madre desarmando todas sus batallas internas. Cecilia ya no recuerda la amargura, ni el dolor, ni la soledad, porque su amor es más fuerte que cualquier pasado oscuro, que una tonta pelea o el juzgamiento de sus ex compañeros universitarios, quienes ahora, ya no son parte de su vida. 

Cecilia es consciente de que la vida no es fácil para una madre soltera, mira a Rafael y entiende que en él encuentra la fuerza, para reconciliarse con todo lo que le causó dolor alguna vez. 

El niño de sus ojos, le ha traído paz, le da la fuerza para enfrentar cualquier lucha interna o guerra de ayer, todos los días aprende de la inocencia de su hijo para explorar un mundo nuevo, lleno de oportunidades y amor incondicional. Ceci al fin comprende lo que significa querer el bien de un ser amado por sobre todas las cosas; sin importar las consecuencias.

Es importante para nosotros tu opinión. Comenta sobre este tema, y sobre que otros temas que  te gustaría que tratemos.

Si quieres tomar control y acción de tu vida. Haz click en el siguiente enlace para adquirir tu primera clase.

image_pdfPDFimage_printImprimir

¿... más plena, más feliz?


¿Quieres saber en qué fallas?


Conoce mis recursos gratuitos, déjate ayudar

y obtén ideas a diario con mis correos.

17343

¿Quieres una vida mejor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat