fbpx

El Poder de tu Intención

Reconocer y agradecer lo buena que eres y lo bueno que tienes es la base de tu abundancia porque a lo que le prestas atención, se expande y crecerá con más fuerza en tu vida. Esto es lo que define tu Intención.

Tu intención es el libre albedrío de elegir en qué te enfocas y cómo te enfocas. Es la libertad de desear, pensar y actuar por ti misma y llegar a cabo algo que deseas. Y es en esta libertad que tu intención adquiere ese poder de lograr lo que deseas.

Este poder de tu intención es lo que convierte tus deseos en un propósito en sentido de para qué deseas lograr este propósito. Por ejemplo, “el Presidente de la República llega al Poder Ejecutivo con la intención de favorecer a los militantes de su partido”, es distinto a que “el Presidente de la República llega al Poder Ejecutivo con la intención de favorecer a la ciudadanía”.

En ambas circunstancias existe una intención clara, sin embargo, la naturaleza de la intención es distinta. Y esa naturaleza es la que determina el rumbo de tus acciones y es lo que determina en qué te enfocas. En el caso del Presiente que favorece a sus militantes, el poder de su intención es corrupta y distorsionada. En el caso del Presiente que favorece a los ciudadanos, el poder de su intención es buena y legitima.

La base de tu intención es la que define la naturaleza de tu intención. Si tu vives en un estado de gratitud y abundante, tu intención prestará atención a las buenas acciones y expandirás tu poder de manifestar lo que deseas.

La intención es el verdadero poder detrás de tus deseos. Tu futuro es lo que puedes crear por medio de tu intención.

¿Cómo desarrollo una buena intención?

Tu intención es el motor primario para lograr lo que deseas.

Cuando aprendes a mantener tu atención enfocada en el resultado que deseas, con la intención firme de alcanzarlo, ningún acontecimiento contrario puede desviar tu energía. Ese es el poder de tu intención.

El primer paso para desarrollar un poder favorable de tu intención es renunciar al apego que tienes al resultado. Es decir, el apego a tu interés que posees para lograr este resultado, porque ese apego es lo que distorsiona la naturaleza de tu intención.

Recuerda el ejemplo del Presidente, que la naturaleza de su intención determinaba si favorecía a sus seguidores o a los ciudadanos, con los resultados de su presidencia. Este elemento del interés es importante porque es el valor que le das a lo deseas.

El segundo paso es pensar detalladamente lo que deseas y por qué lo deseas. Enfócate claramente en lo buscas y visualiza tu futuro tan real como puedas. Sé tan claro como te sea posible. Trabaja en base a una idea concreta, breve y precisa, y pregúntate si es para un bien mayor.

El tercer paso es pensar en forma positiva. Piensa en lo que ya te está sucediendo y disfrútalo. Agradece al universo que te lo está enviando. Y vive desde esa intención de bienestar y de bien mayor.

Cuando tu intención es positiva, favorable y genuina, liberarás muchos aspectos de tu ser y maximizarás lo que logres. Y cuando te enfocas en eso que deseas lograr desde un estado de agradecimiento y con una clara intención, tu vida vida cambia, porque comienzas a crear una vida en abundancia.

Cuando insertas lo que deseas, una intención clara y una emoción de agradecimiento, vives en un estado de conexión con el universo.

Si deseas continuar este aprendizaje, si deseas convertirte en una emprendedora, crear una identidad como emprendedora y crear un emprendimiento desde el ser, atrévete a comenzar hoy mismo.

👉🏻 Si estas verdaderamente comprometida contigo misma y con crear la vida de tus sueños, agenda una sesión conmigo hoy mismo. 👉🏻 Estás a un sólo paso de crear tu poder personal si comienzas hoy mismo a Crear una Vida Extraordinaria.

image_pdfPDFimage_printImprimir

¿... más plena, más feliz?


¿Quieres saber en qué fallas?


Conoce mis recursos gratuitos, déjate ayudar

y obtén ideas a diario con mis correos.

17343

¿Quieres una vida mejor?

WhatsApp chat