¿Conoces tus emociones, lo que sientes y tu experiencia de vida?

Uno de los deseos más naturales que tenemos es la pretensión de entender nuestras emociones y las de los demás porque deseamos desenvolvernos en el mundo para ser felices.
Esta experiencia de entender nuestras emociones nos proporciona un mapa que nos ayuda a orientarnos. Este mapa contiene los sucesos en nuestras vidas que nos han permitido forjar nuestra personalidad. De forma tal, que cada uno de estos sucesos conforma una parte de nuestro mapa.
Cuánto más seguro ha sido nuestro entorno y cuánto más favorables han sido estos sucesos en nuestras vidas, más zonas del mapa son positivas para nosotros. Este mapa también contiene las zonas inseguras, las cuales, interpretamos como una amenaza a nuestra felicidad.
Este mapa se llama Mapa Emocional y nos ayuda a interpretar el mundo que nos rodea basado en nuestras emociones.

¿Cómo funciona?

Este mapa funciona de la siguiente forma. Si tienes una zona negativa forjada por algo malo que te sucedió, tu ser centra su atención en esa zona negativa y bloquea las demás zonas, incluyendo las positivas.
Esto sucede porque las emociones son muy eficaces para grabar en tu cerebro los hechos que te suceden. Cuando lo que sucede produce una fuerte emoción en tu ser, ese suceso queda grabado y difícilmente puedes borrarlo.
Por eso recuerdas fácilmente la fecha de tu boda, el día que nació tu hijo, el día que lograste una meta, y no eres  capaz de recordar una fecha cualquiera en la que no sentiste ninguna emoción. Otro ejemplo es que trates de recordar que estabas haciendo el 13 de octubre de 2011, y probablemente, no lo recuerdes, sin embargo, si te pregunto que estabas haciendo el 11 de septiembre de 2001, seguramente recuerdas qué estabas haciendo porque el impacto de ver las torres gemelas caer se grabó indeleble en tu cerebro, por las emociones que sentiste ese día.
Por eso, cada vez que tomas ese mapa, lo que haces es repasar tu vida, y cuando te encuentras con aquellas zonas negativas, bloqueas todas las demás. Si esas zonas son muy tristes puede que hasta te deprimas, sin importar que existan 10 zonas más positivas porque te vas a enfocar en esas zonas negativas.
Cada parte de ti habita una zona, y necesitas conocerlas porque cada zona te ayuda a conocerte porque en cada una quedó grabada una o varias emociones von lo que te sucedió en tu vida y permite conocer lo que sientes.
Tu ser utiliza ese mapa para orientarse y si no lo conoces no llegarás a entenderte ni a entender tus emociones ni lo que sientes. Y si sólo conoces las zonas negativas, lo que sucede es que, cuando enfrentes otro suceso, sólo utilizarás para orientarnos las zonas negativas, y por consiguiente, actuarás en consecuencia.
Por ejemplo, si sólo conoces la zona en donde registraste algún miedo, responderás con miedo, porque es la referencia que conoces en el mapa que te orienta. En cambio, si tu experiencia grabada en el mapa es positiva, responderás positivamente. Vivirás con agrado esa siguiente experiencia.

¿Qué es lo más importante?

Primero, dibujar tu Mapa Emocional para conocerlo a fondo. Tu mapa existe, lo traes contigo en tu historia de vida, en tu experiencia, sólo tienes que dibujarlo. Analízalo, explora sus zonas, identifica lo que te ha sucedido e identifica las zonas positivas y las zonas negativas.
Segundo, conocer a fondo tu Mapa Emocional. Conoce cada zona, qué emoción creó cada zona, qué sentimiento habita en cada una para que puedas mantener al limite las zonas negativas.

Es importante que conozcas qué sientes, cómo manifiestas lo que sientes y en qué situaciones. De forma que sepas a priori cómo podrías enfrentar ciertos sucesos en tu vida.

Algunos expertos como Eduardo Punset consideran que muchas de nuestras decisiones son fruto de una emoción mas que de una reflexión cerebral.

El Mapa Emocional es una buena técnica para ayudarte a entender y desenvolverte mejor en el mundo que te rodea, que es un deseo primario de todos.
Una forma eficaz de dibujar este mapa es hallando cada hecho o evento en nuestra experiencia de vida, como por ejemplo, la pérdida de un ser querido.

Mapa Emocional

Nombre de la zona: Zona de desolación
Causa ¿qué causó la emoción?: mi padre murió.
Tu comportamiento ¿cómo reaccionaste?: me sentí muy mal. Me enojé mucho porque murió. Me sentí solo. Me aislé de todo y de todos. Dejé de ir a la oficina. Sentí mucha rabia y me encerré en mi habitación a llorar. Me llevé mal con mi pareja por varias semanas. No tenía ganas de hacer nada ni de salir de mi casa.
Diagnóstico emocional ¿cuál crees que es el problema en realidad?: que perdí un compañero de vida, perdí la persona que me aconsejaba en mis momentos difíciles, que ya no tendré a quien visitar los domingos y conversar. Que era muy apegado a él y ahora no está, siento un vacío muy grande.
Consecuencia emocional: Me siento desolado.

De esta forma puedes construir cada zona hasta conformar tu mapa. Puedes luego graficarlas en cuadros o cómo mejor creas que puedes hacerlo y te proporcione la visión que necesitas del conjunto.

Hacer tu Mapa Emocional te ayudará a saber qué has estado haciendo en tu vida y cómo has asimilado lo que vives. En este caso, la desolación es una emoción sumamente fuerte que afecta todo tu entorno, no sólo la zona en la cuál surgió.
Si encuentras en tu mapa una zona desolada, piensa de qué otra forma puedes enfocar tu tristeza y cómo vivirla para que no afecta tu desempeño como persona.

Lo que te propongo en este artículo es que aprendas a conocer tus emociones, a describir tus sentimientos, las causas por las cuales afloran en ti, de forma ta, que aprendas a orientarte de forma más efectiva y puedas enfrentar los sucesos de tu vida de una manera más apropiada para ti adoptando una conducta frente a ellos que favorezca tu experiencia de vida y te conduzca a un estado de bienestar, que es donde todos queremos habitar.

¿Te ánimas a hacer tu mapa?

¡Despierta! con Gustavo Eduardo / www.despiertavida.com / @despiertavida / Comunidad Facebook / despiertavida@gmail.com / Pinterest

image_pdfPDFimage_printImprimir

Suscríbete  y descarga mi Ebook gratuito

17343

¿Quieres comenzar
a autoconocerte?

Despierta Vida te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Gustavo Eduardo Periche Fernández como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en gustavoeduardo@despiertavida.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: despiertavida.com, así como consultar mi política de privacidad.

0 comentarios en “¿Conoces tus emociones, lo que sientes y tu experiencia de vida?”

Deja un comentario

WhatsApp chat