El inicio del año es un buen momento para planificar. Primero, porque nuestra sociedad está organizada tomando como referencia el calendario, el cual, posee 3 grandes plazos: días, meses y años. Lo cuales, constituyen una forma muy eficaz de medir el tiempo en una planificación.

Segundo, porque es una referencia que tienes asumida mentalmente, sabes qué es un día, cuánto dura, cómo se compone, cómo puedes distribuir a lo largo de sus horas tus acciones. Lo mismo con los meses y los años.

Y tercero, porque, probablemente, tienes asumido que cada nuevo año es un buen momento para iniciar un nuevo proceso, ponerte metas y planificarte.

Cada inicio de año, te planificas. Te trazas metas, objetivos y haces una lista de lo que quieres para ese año. El problema es que, muchas veces, a mitad de año tu lista pierde sentido, la dejas a un lado, o llegas a fin de año sin lograr lo que querías.

¿Sabes por qué te sucede eso?

La razón principal es porque no te planificaste bien. Otra razón que puede influir es que en el proceso descubres nuevas metas y objetivos que quieres lograr que no estaban en tu plan. Otra razón, muy frecuente, es que al primer obstáculo, desistes.

En el proceso, alguna acción no resulta o no produce el resultado que necesitas y te frustras. Piensas que no lograrás lo que quieres y no lo intentas nuevamente. Tampoco analizas si lo que resultó mal fue como consecuencia de que no realizaste dicha acción de forma adecuada o si lo que necesitas es cambiar, ajustar o modificar tu acción para lograr dicho resultado.

No es lo mismo, que una parte del plan no funciona a que el plan completo no funcione. En ocasiones, lo que necesitas es ajustar tu plan, revisarlo y adecuarlo a los resultados que has obtenido en otras partes del plan. Y no desistir de tu plan ni soltar tus objetivos porque te están saliendo mal en ese momento.

Tampoco puedes entender que un fracaso en tu plan es una frustración. Diferencia entre lo que no puedes lograr y lo que puedes hacer de forma diferente para lograr tu objetivo. Convierte tu fracaso en una lección para hacerlo nuevamente de forma diferente y mejor.

En este punto de tu plan tienes que ser perseverante. Si desistes en el primer fracaso te sucederán 2 situaciones futuras. Primero, comenzarás a crear el hábito de desistir cada vez que tropieces, y segundo, en todo plan, todos, siempre enfrentarás obstáculos, acciones fracasadas, por lo que, tienes que ser firme e intentarlo todas las veces que necesites.

Una forma de verlo es en tu lista de objetivos. A muchas personas les pasa que realizaron una lista de objetivos para el 2014, cuando fueron a realizar la lista del 2015, resultó que eran muy similares, y en algunos casos, la misma lista. Después, esa misma lista, es la lista de este año.

Lista de objetivos

Pienso que no existe una lista de objetivos ideal. Cada persona tiene sus metas, sus sueños y quiere algo distinto en su vida. Lo que sí puedes hacer un buen plan, preciso, conciso, bien estructurado con un plan de acción que se dirija hacia el logro de tus objetivos.

Y, por su puesto, tener tu propia lista. Una lista tuya. Lo recalco porque es una lista personal, no es una lista de lo que los demás quieres de ti ni de lo que los demás esperan de ti, es una lista de lo que tú quieres lograr.

Si te ha pasado que, en vez de cambiar de lista cada año, lo que has hecho es cambiar de año tu lista, analiza si lo que quieres en esa lista, es realmente lo que quieres. Puede pasarte que pones en tu lista algo que no quieres pensando que es necesario, o que es adecuado, que deberías hacerlo, o que otros, como tu pareja o tus padres, quiere que logres. ¿Y qué pasa? Como no es lo que tú quieres, no lo haces. Y te pasas años y años poniéndolo en tu lista.

Lo segundo que puedes hacer es analizar si tu plan está bien elaborado o cuenta con un plan de acción que esté conectado con la obtención de tus objetivos.

Una vez tengas tu lista, elabora un plan en el cual definas objetivos que contengan lo que quieres lograr. Tienes que definir varias metas consecutivas a lo largo del año. Y finalmente, un plan de acción con todas las actividades y acciones que tienes que realizar para lograr cumplir cada meta.

Tienes que definir tus metas de forma objetivas, concretas, medibles y con fecha de caducidad. Este paso es de vital importancia, porque una meta que no sea concreta se diluye en tu enfoque, si no es medible no podrás analizar si la has cumplido, si resultó cómo tenía que resultar, y si no determinas una fecha, puede suceder que la postergues y postergues, y termines el año sin lograrla.

Es imprescindible que tu voluntad para lograr cumplir tu plan sea firme, que seas perseverante y te comprometas contigo mismo. Si tu actitud no cumple con estos 3 requisitos, es probable que al final del año no alcances tu objetivo.

Propósito de Vida

Un factor que influye mucho en el logro de tus objetivos es tener un propósito de vida. Cuando tienes un propósito de vida tus objetivos son más claros, puedes identificarlos mucho mejor porque tienes un por qué en tu vida, tienes un motor que le otorga sentido a tu vida.

Un propósito de vida no sólo contribuye a planificar de forma más eficaz tu año, sino que también te permite planificar tu vida, en donde un año u otro, forman parte de ese plan de vida. Cuando defines un propósito de vida tienes que definir tu visión de futuro, y en este sentido, una visión de futuro contribuye mucho con precisar lo que quieres lograr para encaminarte a ese futuro.

Un propósito de vida te permite identificar si tus objetivos se ajustan con tu plan de vida. Puede que descubras que algo que quieres lograr este año no tiene nada que ver con tu propósito de vida, y quizás por eso es que pasa de año en año sin lograrlo y dejándolo pendiente.

Cuando tienes una visión de futuro puedes trazar tus metas y objetivos dirigidos a lograr esa visión, y garantizas de mejor forma que sean objetivos reales, objetivos que puedas lograr, de forma que no te traces objetivos inespecíficos, que no son importantes ni te conducen a lograr tu visión.

Una forma eficaz de planificar tu año es analizar las áreas de tu vida, tus zonas personales. Si divides tu persona en áreas como tu zona saludable, tu zona de relaciones personales, tu zona productiva, tu zona de esparcimiento, tu zona familiar, tu zona de libertad financiera, por ponerte algunos ejemplos prácticos, en los que, cada quien define los que se ajustan a su persona.

Lo adecuado es que puedas dividir tu persona en 8 o 10 zonas, que en su conjunto y equilibrio conforman tu vida. En donde, cada una cumpla su cometido y contribuya con la otra. Si analizas estas zonas y evalúas cada una, puedes darte cuenta si necesitas establecer algún objetivo este año en función de mejorar tu desempeño en alguna de esas zonas que son las que conforman tu estado de bienestar.

Cuando analizas la zona de libertad financiera, puedes plantearte si quieres continuar en tu mismo empleo o si quieres emprender algo más productivo. Si quieres continuar capacitándote con cursos, talleres o congresos. Si es tu zona saludable, puedes plantearte si estás conforme con tu peso, con tu estructura alimenticia o con tu técnica de hacer ejercicios.

Otra forma que puede resultar es que realices un balance de tu año anterior, ¿qué lograste¿, ¿Cómo lo lograste? ¿Qué funcionó? ¿Qué no te funcionó? ¿Qué estrategia o técnica funcionó para continuar implementándola, y la que no funcionó, descartarla?

¿Qué dejaste por hacer? ¿Realmente quieres hacerlo? ¿Crees que no pudiste hacerlo o, en el fondo, realmente, no te interesa y piensa que sí? Si realmente quieres lograrlo, ¿qué falló? ¿Qué puedes aprender de lo que no salió bien? ¿Por qué crees que no lograste hacerlo?

Regístrate En ¡Despierta! con Gustavo Eduardo

Despierta tu Felicidad

 

Define tu Propósito de Vida. 

Desarrolla tu Poder Personal. 

Y conviértete en una Persona Feliz.

Suscríbete y recibirás un ebook

"Despierta tu Vida" Gratis.

 

Próximos Eventos

No hay próximos eventos actualmente.

2016

Independientemente de cuál es tu lista para este año, es oportuno que tu lista contenga metas como renovar tus herramientas personales, capacitarte en las áreas de tu profesión e invertir tiempo y dinero en lo que puede ser productivo para ti y te genere resultados.

Una vez, tengas tu lista de objetivos, definas tu planificación y lo desgloses en un plan de acción, el próximo paso es asentarlo en un calendario o en una hoja. Este paso es importantísimo por 2 razones:

Primero, porque tienes que tenerlo por escrito y asentado en un solo lugar, en el cual, puedas consultarlo, analizarlo, modificarlo, agregarle a lo largo del año tus notas, resultados, anotar lo que te salió mal, arreglar lo que tienes que ajustar.

No sirve de nada que tengas tu lista por un lado, un plan en una hoja, y tu plan de acción en otra. Tienes que tenerlo todo en una misma hoja o calendario, coordinado, estructurado y organizado en función de prioridades y requisitos.

Lo segundo es colocarlo en un lugar en donde los veas todos los días, aunque no lo leas o modifiques diariamente. La idea es que lo veas, que lo mantengas visible en tu cotidianidad, puedes ponerlo en tu escritorio, en un mural al lado de tu escritorio, en tu agenda o en donde creas que estará visible para ti.

Finalmente, ¡Celebra tus logros a final de año!

Ahora, la pregunta es ¿qué quieres lograr en este 2016?

Si quieres saber más sobre cómo planificar tu vida para transformar tu cotidianidad en un estilo de vida favorable para ti, tanto para lograr tus metas como para ser feliz, escríbeme a despiertavida@gmail.com y con mucho gusto te responderé.

Te invito a mi próximo curso DESPIERTA TU PROPOSITO Y DISFRUTA SER FELIZ, el sábado 13 de febrero del 2016.

Si estás interesado registrate en este formulario para reservar tu cupo. Y si quieres saber más sobre el curso pulsa aquí.

Únete a mi comunidad de Personas Felices

 

Define tu Propósito de Vida desarrollando tu Poder Personal y conviértete en una Persona Feliz. Suscríbete en Despierta y recibirás un ebook "Despierta tu Vida" Gratis. Además de recibir todas las actualizaciones y contenidos para transformar tu persona.

 

 

¡Regístrate! Tengo para ti las respuestas que necesitas para transformar tu vida. El Cambio en tu vida comienza dentro de ti, con tu Poder Interno que es la herramienta más poderosa para construir el futuro que quieres tener. Tu futuro puede ser el que quieres si sabes construirlo hoy.

 

La máquina seleccionadora de pensamientos

septiembre 5th, 2017|0 Comments

¡La máquina seleccionadora de pensamientos tiene que estar siempre atenta, siempre lista como los scouts! Ahora, ¿Qué parte de mí es esa máquina que pone a raya y supervisa mi mente? Creímos [...]

La independencia comienza en casa

agosto 21st, 2017|0 Comments

Creemos que la independencia tiene forma de batalla, un enemigo, caballos, rifles, soldados e intereses políticos.  Hemos aprendido que la libertad sólo se consigue de esta forma, por esta razón, es hora de ocuparnos [...]

La felicidad, ¿se compra?

junio 21st, 2016|0 Comments

La felicidad no se compra. Nada que es intrínseco al ser humano se puedo comprar. Y la felicidad no escapa a esta norma. Sin embargo, si podemos concluir algunas afirmaciones. Por ejemplo, si bien [...]