Saber escuchar es saber comunicarte

Saber escuchar es la clave para una buena comunicación, es fundamental si quieres tener una comunicación eficaz con los demás.

El problema surge cuando confundes escuchar con oír. Oír es captar una sucesión de sonidos que se producen a tu alrededor, mientras que escuchar es un proceso que conlleva prestarle atención a uno de éstos sonidos y enfocarte en su mensaje específico. Podemos establecer que oír es sólo recibir sonidos por tu oído, en cambio, escuchar es recibir el sonido con tus oídos, mente, corazón y ojos.

Saber escuchar está vinculado con la necesidad de sentirnos escuchados. Así como tu necesitas que una persona te escuche, piensa que de esta misma forma, la otra persona también necesita que la escuches.

¿Cuando estableces una mala comunicación?

Empezar a hablar antes que el otro termine. Fíjate si continúas hablando con la otra persona antes de que ésta termine. Sucede muchas veces que, mientras la otra persona te está hablando, en vez de escucharla, estás pensando en lo próximo que dirás y no la escuchas, porque te enfocas en lo que quieres decir y no en lo que te están diciendo.

Tratar de hablar a la vez que otra persona habla. Cuando hablas a la vez que otra persona, lo que haces es entorpecer el dialogo y ninguna de las razones expuestas serán escuchadas.

Prejuicios. Tienes que despojarte de los prejuicios que tienes en ciertos asuntos que se conversar, tanto porque puede que ese tema de conversación no sea exactamente como piensas o porque la otra persona no piensa como tú y quieres disminuir sus argumentos por imponer los tuyos.

Otra forma de hacerlo es reaccionar impulsivamente ante una discrepancia con la otra persona y desviar la comunicación hacia la discusión distanciando el dialogo o el debate, que es diferente. En este mismos sentido, entorpece mucho una buena comunicación querer adivinar lo que la otra persona quiere expresar.

Una forma muy común de boicotear la comunicación es interrumpir continuamente, por una razón u otra, si no dejas que la otra persona exprese lo que quiere romperás la comunicación.

Saber escuchar fecunda el dialogo y la comunicación.

Escuchar no es estar pasivo o no hacer nada. Al contrario, es un proceso de atención, de comprensión y de comunicación. Lograr una buena comunicación con las personas te aporta muchos beneficios en tu cotidianidad y en lo que quieres lograr en tu vida.

El valor de lo que se puede decir. Cuando sabes escuchar a la otra persona tu dialogo adquiere un valor mucho mayor porque lo que dirás a esa persona contiene lo que ésta te ha comunicado y tus palabras serán más validas para la otra persona.

La persona se sentirá escuchada. Se sentirá importante y escuchada, conduce a un clima de respeto y confianza. Cuando una persona se siente escuchada se abre y muestra su interior, sus creencias y sus valores, por lo que, la comunicación adquiere mucho mejor calidad y efectividad.

Abre la puerta de la comunicación. Cuando sabes escuchar a la otra persona, lo que haces es abrirle las puertas de tu ser y de tu comprensión.

¿Quieres aprender a escuchar?

Se abierto. Tu apertura es fundamental para escuchar tu entorno y a tus interlocutores. Tienes que tener una buena capacidad de adaptación para poder situarte en el lugar del otro y entenderlo.

Ser oportuno. Una buen comunicación necesita un espacio y un momento adecuado para crear un contexto de dialogo y empatía.

Disposición. Saber escuchar requiere de que estés dispuesto a hacerlo. Sin prisa y enfocado en la comunicación.

Escuchar está estrechamente vinculado con estar en silencio mirando a los ojos de quien te habla. Una técnica que funciona es resumir en una o dos frases lo que escuchaste para mostrarle que estuviste atento y comprendiste lo que te quiso decir.

Te propongo que ejercites el hábito de escuchar a los demás. Es un puente de doble vía que favorece la comunicación y las relaciones entre las personas.

image_pdfPDFimage_printImprimir

Suscríbete  y descarga mi Ebook gratuito

17343

¿Quieres comenzar
a autoconocerte?

Despierta Vida te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Gustavo Eduardo Periche Fernández como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en gustavoeduardo@despiertavida.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: despiertavida.com, así como consultar mi política de privacidad.

Deja un comentario

WhatsApp chat