¿Por qué no puedes enfocarte en lo que quieres hacer?

Uno de los principales elementos para alcanzar tus metas consiste en estar enfocado en lo que tienes que hacer para lograr lo que quieres. Estar enfocado requiere concentración y estar atento a todo lo que se vincula con tus objetivos.

En ese camino hacia tus metas surge un elemento llamado distracción que obstaculiza tu desempeño y que se convierte en un reductor de tu capacidad y tu esfuerzo para lograr lo que te propones.

La distracción es un factor muy común en los seres humanos y cada día recibimos muchos más elementos que distraen nuestra voluntad y nos desvían de nuestro objetivo. Por eso, te propongo que elimines estas distracciones que te impiden concentrarte en lo que tienes que hacer.

Estar enfocado

Es importante que seas consciente de la importancia que tiene estar enfocado en tus actividades y en lo que haces. Enfocarte no es sólo saber focalizarte en lo que haces, sino que constituye una conexión real y consciente entre lo que estás haciendo y tu interior.

Esta concentración se produce cuando eliges un estímulo en tu entorno y te enfocas en ese estímulo ignorando todos los demás. Por eso, es tan fácil distraerte, porque por el simple hecho de cambiar el estímulo en tu entorno, dejas de enfocarte en el estímulo que te interesa y te enfocas en ese otro que te llamó la atención o te interrumpió , perdiendo la conexión con el primer estímulo.

Por ejemplo, si estás leyendo un artículo en una revista y cuando terminas no recuerdas qué leíste o no comprendiste lo que leíste, lo más probable es que no estabas enfocado en el estímulo de la lectura, sino en cualquier otro estímulo en tu entorno, que puede ser la televisión, el celular, una conversación cerca de ti…

El estimulo que conecta lo que quieres con tu interior esta muy relacionado con tu motivación y con el interés que tienes por lo que quieres. Si algo no te interesa es muy difícil que encuentres un estímulo que conecte y te permita enfocarte.

Lamentablemente, en la actualidad es difícil eliminar las distracciones que tienes en tu entorno. Primero, porque sin ser conscientes te distraes, te dejas llevar y dejas de hacer lo que estabas haciendo. Y segundo, porque son externas, y de alguna manera, no dependen sólo de ti.

Existen múltiples distracciones naturales como:

  • Padecer de una fatiga.
  • Falta de sueño.
  • Falta de voluntad.
  • Ser distraído.
  • Tener ideas erróneas de planificación.
  • Tener ideas limitantes en lo referente al desempeño personal.

En la actualidad, existen un sin numero distracciones externas que quiero considerar como factores que limitan tu concentración:

Facebook. Pasarte el día revisando tu Facebook no te ayudará a concentrarte en tu actividad. Tener el Facebook abierto en tu celular o computadora es una tentación y una distracción, sobre todo, porque tienen un sistema de atracción y de sonidos, alertas y notificaciones constantes que llaman tu atención y se convierten en un estímulo anulador del estimulo principal, que es tu actividad. Por lo que, te recomiendo establecer horarios para revisar tu Facebook y para postear.

Esta constante recepción de información mediante Facebook, Twitter, Email, y demás redes sociales, disminuyen tu capacidad de concentración, entre otros factores, porque todos los mensajes están limitados a un numero de caracteres muy pequeño y acortan la  longitud de tu capacidad de concentración en textos largos como artículos, ensayos y otros textos.

Fumar. En las personas que fuman se manifiesta la necesidad de inhalar nicotina para lograr concentrarse en algo, convirtiendo esta falta de concentración uno de los síntomas de abstinencia del cigarrillo más destacable.

Falta de sueño. Tener sueño por no haber dormido bien o lo suficiente puede ser un factor de distracción muy grande a la hora de quererte concentrar en algo que estás haciendo.

Televisión. La televisión está muy relacionado con la falta de concentración y atención.

Celular. Recibir llamadas constantemente dificulta la concentración. En adición a que los celulares actualmente son inteligentes, es decir, tienen aplicaciones para recibir correos que emiten un sonido cada vez que recibes uno y automáticamente tomas el celular y ves qué correo te llegó.

Luego, puedes revisar en Facebook, el Twitter, y todas las demás aplicaciones como Whatsapp, por la cual, cualquier persona en cualquier momento puede iniciar contigo una conversación sin importar que estés reunido o trabajando.

Correo electrónico. Sin darte cuenta revisas tu correo electrónico 10 veces al día. Estás pendiente al sonido que emite tu celular cuando recibe un correo e inmediatamente lo tomas para revisarlo. De esa forma pierdes de 3 a 5 minutos, cada vez que escuchas el celular recibir un correo.

Organízate de forma que revises tu correo una o dos veces al día. Y cuando lo revises, cierra el Outlock, Mail o cualquier otra aplicación en la que revises tu correo.

Evita mantener abierta aplicaciones como Skype, Messenger, Whatsapp, Facebook, porque cualquiera puede interrumpir tu labor y distraerte.

Cómo puedes mejorar tu concentración

  • Haz una lista de todo lo que tienes que hacer y pégala en un lugar donde la tengas presente y a la mano.
  • No dejes lo importante para mañana. Lo que es importante tienes que hacerlo porque si no lo haces, y es realmente algo importante, al día siguiente se convierte en urgente y te impedirá realizar tus actividades planificadas para ese día.
  • Una actividad a la vez. Muchas personas piensan que realizando dos actividades a la vez pueden avanzar más. Sin embargo, no es así.
  • Cuando tengas algo que hacer, hazlo de una vez, puedes conseguir más de lo que piensas con tan sólo 15 ó 20 minutos, en vez de esperar tener un espacio de mucho tiempo para hacerlo porque muchas veces no logras tener ese tiempo disponible.
  • Limpia tu entorno. Una de los factores que más distraen cuando realizas una actividad es tener enfrente otra actividad pendiente. Caes en la trampa de pensar que ese pendiente que tienes enfrente sólo te tomará 5 minutos y detienes lo que estás haciendo para ponerte a hacerlo, y comprobar que tomaba más de 5 minutos y te impidió terminar la que estabas haciendo.
  • Haz lo que quieres hacer en un horario que sabes que estás mas despejado y en atención. No esperes las horas pesadas para hacerlo como recién almorzado o cansado.
  • No retes tu concentración realizando actividades demasiado largas que excedan lo adecuado. Puedes tomar un receso y retomar tu actividad.
  • Cuando realices una actividad, prepárate para realizarla y deja a un lado todo aquello que sabes que te distrae, apaga la televisión, pon en silenciador tu celular, sírvete un vaso con agua para que no tengas la excusa de levantarte por tener sed y entretenerte en el camino con otro estímulo.
  • Un recurso que te puede ayudar a concéntrate mejor es no tener al mismo tiempo cuestiones de trabajo con cuestiones personales, o cuestiones de trabajo con cuestiones de diversión, por ejemplo, tener en el iPad tus aplicaciones para trabajar y las aplicaciones de juego en la misma pantalla.

Lo que te propongo es que busques cuáles son tus propias distracciones y las elimines. El poder enfocarte en lo que quieres es una decisión personal y sólo tú puedes lograrlo.

No importa qué tengas qué hacer o qué quieras hacer, si no te concentras en lo que haces y no te enfocas en el estimulo adecuado, no lograrás tener la atención necesaria para realizarla de forma eficaz.

Recuerda que la falta de concentración afecta tu poder personal. Así que te invito a que respondas a la pregunta: ¿Sabes qué distrae tu atención?

image_pdfPDFimage_printImprimir

Suscríbete  y descarga mi Ebook gratuito

17343

¿Quieres comenzar
a autoconocerte?

Despierta Vida te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Gustavo Eduardo Periche Fernández como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en gustavoeduardo@despiertavida.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: despiertavida.com, así como consultar mi política de privacidad.

Deja un comentario

WhatsApp chat