fbpx

¿Por qué escuchar tu cuerpo puede cambia tu forma de vivir?

Tu cuerpo está siempre contigo, acompañándote en todos los acontecimientos que vives. De hecho, te relacionas con el mundo gracias a él. Sin cuerpo, no podrías interactuar con otras personas, con objetos ni con nada.

Tu cuerpo reacciona a los estímulos que se le presentan. Recibe un estímulo, lo interpreta y responde. Esta respuesta viene dada en forma de sensaciones, dolores, imágenes, movimientos o posturas concretas. Esta es la forma que tiene el cuerpo de mandarte un mensaje. Un mensaje que habla de ti, tu mundo interior, tus motivaciones, tus emociones, la forma en la que encaras la vida.

La relación entre cuerpo y emociones

Cuando deseas cambiar algo en tu vida y nada cambia, es porque estás aferrada a una emoción que mantiene tu energía congelada en tu cuerpo, por lo que, tienes que transformar tu energía para conectarte con una emoción distinta. Cuando transformas tu energía y te conectas con nuevas emociones, es cuando logras dar un giro a tu vida, porque, cambias la dirección.

Las emociones del pasado, atoradas en tu cuerpo, que, a su vez, atoran tu cuerpo en tu pasado, emociones memorizadas por esas experiencias del pasado, son las que mantienen tu realidad sin cambiar. 

Cuando tu cuerpo memoriza lo que vive mejor que tu mente, tu cuerpo gana la batalla y tu mente se duerme. Cuando tu mente se duerme, dejas de escuchar tu cuerpo. Puedes concentrarte conscientemente en tener una vida feliz y si has memorizado la infelicidad en tu cuerpo, tu mente y tu cuerpo trabajan en oposición, es decir, en incoherencia, por lo tanto, no logras ser ni sentirte feliz.

Tu cuerpo no piensa, sólo sigue las instrucciones emocionales con las que fue condicionado durante mucho tiempo. Y como no piensa, lo que hace es comunicarse contigo en su lenguaje, que son las emociones.

Y es ahí donde no entiendes lo que te comunica porque no has aprendido a regular tus emociones, no has aprendido a escucharte. Y cuando no entiendes tu cuerpo ni lo escuchas, alteras tu comportamiento, te vuelves impulsiva.

Mensajes de tu cuerpo

En este lenguaje emocional, tu cuerpo comienza a sentir algunas emociones. Algunas de ellas, por un tiempo prologado, generas enfermedad. Por ejemplo, si por un tiempo prolongado, recibes un estimulo que produce estrés en tu cuerpo, y tú no escuchas este mensaje estresante ni actúas en consecuencia, con el tiempo, ese estrés afecta tu corazón.

Existen innumerables señales como dolor de cabeza, acidez, presión alta, dolor de espaldas… que se convierten en un lenguaje corporal que no escuchas, y cuando descubres que tu presión arterial ha subido, es cuando piensas “ahh… con razón el dolor de cabeza”.

¿Por qué pasas por alto un dolor de cabeza? Te tomas un calmante y crees haber resuelto el problema. Y un tiempo después, tu cuerpo vuelve a hablarte y tú te vuelves a tomar un calmante. Y años después, descubres que tu presión arterial está afectada por durante todos esos años dejaste que la preocupación, el estrés y la ansiedad enfermaran tu cuerpo. Y todo, por no escucharlo.

Existe una relación entre lo que sientes y tu cuerpo. Cuando sientes mucha tristeza por un tiempo prologado, esta tristeza afecta tus pulmones. El estrés, por un tiempo prologado, afecta tu corazón, el enojo por un tiempo prologado afecta tu hígado, tu frustración por un tiempo prologado afecta tu páncreas… y así podemos ampliar esta lista.

La pregunta más importante que deseo dejar en tu mente para que pienses en ti misma es ¿qué me está diciendo mi cuerpo en este momento y no lo estoy escuchando?

Si descubres la respuesta, este es el momento de tomar acción y comenzar a regular tus emociones. Recuerda que si sientes para ti es muy complejo hacerlo, puedes escribirme a gustavoeduardo@despiertavida.com.

Sanar tu interior es un proceso de auto-conocimiento emocional muy favorable para comenzar a crear la vida que deseas.

image_pdfPDFimage_printImprimir

¿... más plena, más feliz?


¿Quieres saber en qué fallas?


Conoce mis recursos gratuitos, déjate ayudar

y obtén ideas a diario con mis correos.

17343

¿Quieres una vida mejor?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat