Limpia tu mente del “no puedo”

Pensar que no puedes surge cuando desconfías de tus capacidades, cuando tu estado de animo ha sufrido un revés o cuando no sabes qué hacer.

Si conoces tu capacidad, tus habilidades y tus talentos sabrás que si puedes.
Ser capaz de lograr algo se refiere a las habilidades que posees para hacerlo correctamente y con facilidad. Lo que puedes aprender a hacer porque eres hábil. Porque tienes una capacidad natural de hacerlo bien, de hacerlo mejor que los demás.

Tu estado de ánimo es una condición sujeta a tu actitud
Como marche tu actitud marchará tu estado de ánimo. No porque fracases una vez o porque no lograste un objetivo, quiere decir que siempre te saldrán mal tus acciones y actividades.
Por eso es muy importante tener una actitud positiva, una actitud progresista, que cuando te caigas, te levantes, te limpies el polvo y continúes tu camino. Que cuando falles, lo vuelvas a intentar hasta conseguirlo.
Un poco de perseverancia, de consistencia, de creer que sí puedes y que puedes lograr lo que te propongas es mucho más fuerte que cualquier tropiezo en el camino. Tienes que creer en ti.

“No puedo” no tiene nada que ver con “no sé hacerlo”
Asociar no puedo con no sé es problemático, porque lo que haces es vincular tu conocimiento con los pensamientos negativos. En vez de vincular tu desconocimiento en algún asunto a la búsqueda de ese conocimiento, aprender a hacerlo y encaminarte hacia tu meta.
Si cada vez que no sepas algo, en vez de aprender, lo que haces es pensar que no puedes, convertirás tu vida en un cementerio de fracasos innecesariamente.

Limpia tu mente
Tienes que desligarte de pensamientos como “no puedo lograrlo”, “no puedo cambiar”, “no puedo salir de donde estoy” porque son pensamientos negativos que te impedirán avanzar hacia tus objetivos.
Es acertado cambiar todos tus pensamientos negativos por pensamientos positivos. Cuando pronuncias dentro de ti “no puedo” lo que haces es enfocarte en tus carencias, reforzar tus debilidades, en vez de enfocarte en las razones que te motivan a querer alcanzar un objetivo.

Lo que te propongo es que aprendas a cambiar la forma en cómo piensas, a cambiar tus pensamientos negativos por pensamientos positivos y a deshacerte del “no puedo”.

Lo primero que tienes que hacer es limpiar tu mente. Esto implica esfuerzo, dedicación y tiempo. Te indico algunas sugerencias como:

Priorizar lo que quieres lograr. Elegir siempre implica excluir otros asuntos que también queremos lograr, sin embargo, es mejor enfocarse en uno a la vez.
Cuestiónate. No des por sentado que no puedes. Cuando pienses que no puedes, pregúntate si realmente no puedes o es que no sabes cómo hacerlo o qué hacer. También cuestiónate si lo que quieres es evitar sentirte mal ante un posible fracaso. El fracaso siempre está presente, puede suceder o no. Nuestro organismo cuando siente miedo a fracasar reacciona en consecuencia y una de éstas formas es creando un pensamiento negativo que impida embarcarnos en la conquista de un determino objetivo. Profundiza en las razones y causas que nos han llevado a esos pensamientos negativos.
Divide tus objetivos en etapas y plazos, de forma que puedas ir obteniendo resultados que te permitan aumentar tu confianza en ti mismo y que te animen a continuar tu camino.
Enfócate en un asunto a la vez. Tu mente sólo puede pensar en una cosa cada vez. Es imposible pensar dos cosas al mismo tiempo. Si te viene a la mente un pensamiento negativo. Piensa lo opuesto, lo contrario. Tómalo como un ejercicio mental.
Crea hábitos. La formación de hábitos es primordial. Un buen hábito, por ejemplo, es que cada vez que tengas un pensamiento negativo, piensa en ese mismo momento en lo contrario.

Limpia tu mente del no puedo

Pensamientos que tienes que evitar porque son destructivos:

Creer que la vida es difícil. Si piensas que todo es malo, que nada te sale bien, que no puedes confiar en nadie y nada bueno te pasará, lo que conseguirás es que nada bueno pase en tu vida.
Validar tus creencias sin evidencias que las demuestren. Si tiendes a aceptar una cantidad muy alta de creencias sin ponerlas en cuestionamiento, sin validad su veracidad o temporalidad, terminarás atado a la idea de que “no puedes”.

Crees en algo y das por cierto su veracidad sin comprobarlo

      . Crees en algo que cuando eras pequeño era válido que fuese así, y en paso del tiempo, no has comprobado si continúa siendo así.

Creer que no mereces algo

    . Si has pensado alguna vez “a mi eso no me sucede”, lo más probable es que no te suceda. Tienes que aprender a pensar que todo puede pasar si te enfocas en eso, que si mereces que todo lo bueno te suceda si te esfuerzas y pones todo lo que eres en lograrlo.

Creer que todos piensan mal de ti. Es muy común que pienses “están hablando mal de mi” y crees de antemano que puedes saber lo que otros piensan de ti. Es como proyectar tu pesimismo en los demás pensando que los demás piensan mal de ti en todo momento. Por ejemplo, no le comunicas algo a un amigo porque piensas “no, él piensa diferente, mejor no le digo nada” sin intentar si quiera saber qué piensa él en realidad.
Dejarte controlar por las emociones. Cuando piensas “me siento incapaz de hacer eso”, lo que haces es menospreciarte, manejar mal tu inteligencia emocional. Vincular tus pensamientos negativos con tus emociones te conduce a un estado de desanimo que no contribuye en nada con tus propósitos y con lograr tus metas.

Si quieres cambiar y convertirte en una persona positiva, te sugiero que hagas lo siguiente:

El primer paso para cambiar tus pensamientos negativos y limpiar tu mente de todas las creencias y obstáculos es reconocer que tienes pensamientos negativos.
El segundo paso es identificar tus pensamientos negativos. Descubre cuáles son y reemplázalos por un pensamiento positivo. Haz limpieza en tus pensamientos.
El tercer paso es centrarte en quién eres, en tus habilidades, talentos y cualidades.
El cuarto paso es crear hábitos tales como ser amable, ser agradecido por lo que posees, ser honesto, se paciente.
El quinto paso es alejarte de las personas negativas. Rodéate de la gente que es positiva, de la gente que tiene metas, que tiene un propósito en su vida. Rodéate de gente emprendedora.
El sexto paso es cultivar tu autoestima.
El séptimo paso es educar tus sentimientos. No te avergüences de lo que sientes.
El octavo paso es creer en ti. Si tú no crees en ti nadie creerá en ti. Tienes que creer en ti, en lo que eres y en lo que puedes hacer. Nadie que no crea en si mismo ni crea que puede lograr algo lo logra.
El noveno paso es embarcarse en la búsqueda de lo que quieres lograr. No se trata de intentarlo o no, se trata de hacerlo. No hacerlo no es una opción, siempre es mejor hacer algo que quedarte sin hacer nada.
El decimo paso es vivir la vida que quieres vivir y no vivir la vida que los demás quieren que tu vivas.
El decimo primer paso es salirte de tu zona de confort, mientras estés cómodo haciendo lo mismo diariamente, no tendrás resultados diferentes ni harás nada nuevo. Tus metas, tus sueños, están fuera de tu zona de confort. Pregúntate, ¿cuándo fue la última vez que hiciste algo por primera vez?
El decimo segundo paso es convertir tus fracasos en aprendizaje y no en pensamientos negativos.

A partir de hoy está prohibido pensar que “no puedes”. Cada vez que pienses en algo negativo, piensa en algo positivo, y sobre todo, PIENSA QUE “SI PUEDES”. SAL DE TU ZONA DE CONFORT Y CONSTRUYE TU FUTURO. Despierta a la vida! Y piensa ¿qué puedo lograr? ¿Qué quiero lograr a partir de hoy?

Limpia tu mente del no puedo2

Despierta! con Gustavo Eduardo
Comunidad en Facebook: https://www.facebook.com/despierta.tenunproposito/timeline
Twitter: https://twitter.com/despiertavida

image_pdfPDFimage_printImprimir

Suscríbete  y descarga mi Ebook gratuito

17343

¿Quieres comenzar
a autoconocerte?

Despierta Vida te informa que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Gustavo Eduardo Periche Fernández como responsable de esta web. Finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales: gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información y oferta prospectiva de productos o servicios propios y de terceros afiliados. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios:  Mailchimp. Ver política de privacidad de Mailchimp. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en gustavoeduardo@despiertavida.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi página web: despiertavida.com, así como consultar mi política de privacidad.

Deja un comentario

WhatsApp chat